Rodrigo Rato, a la salida de Bankia a Bolsa.

Rodrigo Rato, a la salida de Bankia a Bolsa.

Empresas

La Fiscalía pide 8,5 años de cárcel para Rato por estafa y falsedad contable en la salida a Bolsa de Bankia

Además, ha elevado su petición de condena para el expresidente de la entidad y los otros 11 acusados.

Noticias relacionadas

La Fiscalía Anticorrupción añade falsedad contable al delito de estafa por los que acusa al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y otros directivos, en la salida a Bolsa de la entidad. En total, pide para el expresidente de la entidad ocho años y medio de prisión. 

Los otros directivos son el exvicepresidente José Luis Olivas y el exconsejero de Bankia José Manuel Fernandez Norniella. Al exconsejero delegado, Francisco Verdú Pons, le ha absuelto del delito de estafa que le imputó en un primer momento, pero le ha acusado de falsedad contable.

La fiscal Carmen Launa ha hecho suyos los argumentos de una de las acusaciones populares, la de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que pide penas de hasta 12 años de cárcel y multas millonarias para la entidad, su matriz, BFA, y la firma auditora Deloitte, que fue imputada en el procedimiento a instancia suya.

El ministerio público que hasta ahora acusaba sólo a Rato, y a otras tres personas -José Manuel Fernández Norniella, Francisco Verdú e Ildefonso Sánchez Barcoj- ha decidido ampliar su acusación a otras ocho, a todos los cuales atribuye falsedad contable además de estafa a los inversores.

Entre ellos están el socio auditor de Deloitte Francisco Celma; el interventor de Bankia, Sergio Durá, y el exministro Ángel Acebes. 

Rato suma tres años

De esta forma, la fiscal ha sumado tres años más de prisión a los cinco años y seis meses que pedía por estafa a inversores para Rodrigo Rato. Estos tres años más se suman por el delito de falsedad contable. 

En cuanto a los otros directivos, pide cinco años de prisión para Olivas (uno más que le pedía anteriormente), entre cinco y seis para Norniella (frente a los tres anteriores) y entre nueve meses y un año y medio para Verdú Pons (frente a los dos años y siete meses anteriores).

Sobre el resto de acusados, pide dos años y medio de cárcel para Sánchez Barcoj; dos años para el socio auditor de Deloitte, Francisco Celma; entre uno y dos años para el exinterventor de Bankia, Sergio Durá; y entre uno y dos años para el exdirector de auditoría interna de Bankia, Miguel Ángel Soria Navarro. 

Asimismo, ha acusado a los exconsejeros Alberto Ibáñez (pide para él entre nueve meses y un año y medio de prisión), Araceli Mora (un año sustituible por multa), Miguel Ángel Acebes (entre nueve meses y un años y medio), Pedro Bedía (un año de prisión sustituible por multa), Remigio Pellicer (un año sustituible por multa) y José Rafael García Fuster (un año sustituible por multa).

Adicae mantiene la acusación

Adicae, por su parte, ha decidido mantener la acusación contra las 31 personas físicas y jurídicas sentadas en el banquillo por el juicio de la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 y ha ampliado las condenas que pide para el expresidente Rodrigo Rato y exconsejero José Manuel Fernández Norniella.

En concreto, la asociación pide para Rato y Norniella una pena de 15 años por tres delitos de falsedad documental y uno de estafa a inversores.

La asociación cree que "ha quedado probado" en el juicio la estafa a inversores y acusa de este delito, además de a Rato y Norniella, a Francisco Verdú, José Luis Olivas, BFA y Bankia, así como al socio auditor de Deloitte Francisco Celma y a la propia Deloitte como cooperadores necesarios. En el caso de la auditora, además, pide la suspensión de actividades durante tres años.

"Durante el juicio, los perjudicados evidenciaron como Bankia se sirvió de todas las argucias posibles para lograr el objetivo de sostener y asegurar el capital necesario en su salida a bolsa omitiendo la información necesaria ante los inversores", ha señalado la asociación.

Su presidente, Manuel Pardos, también ha criticado la falta de colaboración con la Justicia en la búsqueda de responsabilidades penales del anterior equipo gestor de la entidad.

Adicae, que representa a 1.384 perjudicados en el juicio, cree que ha quedado claro que la solución aportada por el actual equipo de Bankia a las decenas de miles de afectados se hizo sin negociar con ellos, por lo que reclama indemnizaciones de 341.458 euros para los 52 representados que no han sido compensados por Bankia, mientras que para los que sí recuperaron su inversión inicial solicita el interés legal del dinero.

De su lado, la plataforma 15MpaRato también ha comunicado que mantiene la acusación a todo el consejo de Bankia y BFA, al considerar que todos ellos "avalaron las decisiones que se tomaron en los varios consejos de administración".

"Consideramos que hubo dolo, porque se ha demostrado que perseguían intereses particulares: tuvieron la opción de perder su puesto, pero permitir el saneamiento de la entidad y no lo hicieron", ha destacado la plataforma.