Matthias Müller, presidente del Grupo Volkswagen.

Matthias Müller, presidente del Grupo Volkswagen.

Empresas

Los afectados en Europa por el 'dieselgate' pedirán a Volkswagen 24.000 millones de indemnización

Se calcula que a finales del verano se habrán presentado entre 700.000 y 800.000 demandas y los afectados solicitan el importe íntegro del vehículo.

Noticias relacionadas

El 'dieselgate' de Volkswagen encara su recta final. El 31 de este mes termina en España el plazo para presentar las demandas e incorporarse a la macrodemanda que se está llevando a cabo desde Alemania. Meses después, el 30 de septiembre, se va a celebrar la vista previa, donde se van a resolver las cuestiones procesales. 

Eso dará paso al juicio, que se espera que se celebre a principios de 2020, y en el que los demandantes reclamarán el importe completo del coche, un asunto que puede suponer a Volkswagen el desembolso de alrededor 24.000 millones de euros en indemnizaciones. O lo que es lo mismo, casi el doble de todo su beneficio operativo en 2018, que fue de 13.900 millones de euros. 

Se calcula que en España hay alrededor de 700.000 afectados y que solo el 8% exigirá la indemnización. Distintas asociaciones de consumidores y de afectados, como es la Agrupación de Afectados por Volkswagen, se adherirán a la macrodemanda planteada por la Federación de Consumidores alemana

El presidente de la Agrupación, Antonio Heredero, explica a EL ESPAÑOL que actualmente esta macrodemanda lleva "450.000 afectados alemanes y un número indeterminado todavía de ciudadanos del resto de la Unión Europea". Se habla de que hay 20 nacionalidades en ella y que, de aquí a que termine el plazo de presentación, se podría llegar incluso al millón de afectados. Si no es esa cantidad, la cifra estará cerca. 

Desde la Agrupación calculan que para esa fecha habrá alrededor 700.000 y 800.000 personas en "la demanda más grande de la historia de Europa". El colectivo de afectados está "luchando para que se devuelva el precio de los coches, pagado con los intereses y con un coeficiente de apreciación", explica su presidente, una cantidad que rondaría la horquilla de los 25.000 o 30.000 euros por afectado. 

En el caso de llegar a juicio y que el tribunal falle a favor de los consumidores, Volkswagen tendría que pagar dicha cantidad a todos los propietarios que presentaron una demanda, teniendo que desembolsar entre 17.500 y 21.000 millones de euros - en el caso de que sean 700.000 demandantes- y entre 20.000 y 24.000 millones de euros si hay 800.000 demandas.  

La demanda clave

Esta macrocausa se ha convertido "en la demanda clave, donde se va a dilucidar el tema del dieselgate de Volkswagen", afirma Heredero. 

Se trata de "la demanda más grande de la historia en Europa. Nunca se había llevado un juicio con tantos afectados en ningún país", explica. En la agrupación hay 4.000 afectados que se han adherido a la macrodemanda porque, en su opinión, desde la justicia española no están haciendo mucho caso al asunto. 

Cuando estalló el escándalo del dieselgate, en Alemania no existía una normativa lo suficientemente adecuada para este tipo de procedimientos. Entonces, se dictó una norma específica, una nueva ley, para hacer posible las demandas colectivas de este aspecto. Esa nueva ley entró en vigor en noviembre del año pasado. 

El impulsor de esta medida fue ADAC, el Automóvil Club de Alemania, "una confederación de automovilistas que tiene una potencia descomunal en el país y de la que dos de cada tres automovilistas son miembros", expone Heredero. 

Según explica, "ellos mismos, cuando plantearon la demanda, quisieron darle ese carácter internacional. Por eso, las propias leyes alemanas han propiciado que desde fuera se intente la personación". 

Un acuerdo a la americana

A pesar de que quieren el importe íntegro del vehículo, Heredero no descarta llegar a un acuerdo con el grupo e incluso cree el fabricante estará de acuerdo en proponerlo.  Ya lo hizo en Estados Unidos "cuando se vio con el agua al cuello" y, según cree, "a medida que se acerque el 30 de septiembre y se incremente la cifra de demandantes, a lo mejor Volkswagen tratará de negociar". 

Según Heredero, esto “sería bueno”, pero asegura que el fabricante propondrá lo mismo que hizo en norteamérica. Según cuenta, allí el asunto se zanjó a lo bruto: 4.000 euros a cada afectado, con independencia de que tuvieran un Volkswagen Polo o un Audi Q7. Es decir, que en Estados Unidos pagó 15.038 millones de euros en concepto de compensación a los propietarios de los coches afectados.

En caso de que ambas partes alcancen un acuerdo, Heredero manifiesta que no aceptarán menos de esa cantidad porque "ya que nos hemos metido en esta batalla, los europeos no pueden recibir menos que los americanos".  

Todavía quedan unos cuantos meses para que arranque la vista previa y posterior juicio, pero desde la Agrupación de Afectados de Volkswagen lo tienen claro. Quieren el importe íntegro del coche, aunque estarían dispuestos a llegar a un acuerdo siempre y cuando la indemnización no sea inferior a la de Estados Unidos. En este caso, el fabricante automovilístico tendría que pagar mucho menos dinero.