El presidente de la Comisión de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha pedido al Gobierno que colabore con el organismo para el desarrollo del 5G en España, como por ejemplo en el diseño de las subastas de espectro, un despliegue que en su opinión no será sencillo, pero ante el que se ha mostrado "razonablemente optimista".

Noticias relacionadas

"En la CNMC somos razonablemente optimistas ante el despliegue que se está produciendo para simplificar la red de 5G", ha remarcado Marín Quemada durante su intervención en el evento 'DigitalES Summit 2019', donde ha añadido que "el optimismo prima sobre las dificultades".

En este contexto, ha asegurado que en la Comisión están "naturalmente" dispuestos a colaborar con el Gobierno en este proceso, en aspectos como, por ejemplo, el diseño de las subastas del segundo dividendo digital, que pretende liberar el espectro en la banda de 700 Mhz, ocupado actualmente por la TDT, para que los operadores de telecomunicaciones lo usen para el 5G.

"Pensamos, creemos, esperemos que no se va a dejar pasar la oportunidad de escuchar las observaciones que fruto de la experiencia hemos acumulado en este tiempo", ha incidido el presidente de la CNMC.

Asimismo, ha remarcado que este despliegue se va producir a través de estaciones base de reducido tamaño, lo que llevará a un "uso intensivo de los emplazamientos". Esto va a obligar al organismo a estar atento a que los titulares de los mismos no tengan un comportamiento abusivo y que no sea "restrictivo de la competencia".

Por otro lado, Marín Quemada también se ha referido a los estudios elaborados por la CNMC para analizar cómo se puede promover la competencia en sectores afectados por la digitalización, como fueron los referentes a la regulación de los servicios de vehículos con conductor y los alojamientos turísticos o al sistema financiero.

En este sentido, ha agregado que el organismo intenta que estos estudios sean una guía para quienes desean lanzar una normativa concreto, al mismo tiempo que ha apostillado que la "excesiva regulación estorba", aunque es "una tentación".

MásMóvil reclama su parte

Por otro lado, el consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, ha pedido al Gobierno que le reserve una parte del espectro que se otorgará en la subasta de la banda de 700 Mhz, clave para el desarrollo del 5G, que se realizará a principios de 2020, ya que es el único cuarto operador en Europa que no cuenta con espectro en las bandas bajas.

Durante su intervención en el evento 'DigitalES Summit 2019', Spenger ha remarcado que las bandas bajas, por debajo de 1 Ghz, son importantes para dar una buena cobertura en interiores, un servicio que actualmente MásMóvil ofrece con buena experiencia de cliente gracias a los acuerdos de roaming que tiene con otros operadores españoles.

Sin embargo, ha remarcado que la compañía tiene aspiración de ser un operador completo y, por ello, quiere una "oportunidad razonable" para acceder a la banda de 700 Mhz. "Queremos que España siga el ejemplo de otros países y reserve una parte de ese espectro para un operador atractivo que no dispone del mismo", ha reclamado.

Asimismo, también ha solicitado que en la próxima subasta se mantenga el modelo actual de pago anualizado por el espectro, en vez de un pago completo en el momento de la adjudicación, y que no haya obligaciones generales de despliegue para que MásMóvil pueda elegir los sitios donde este es más eficiente.

En este sentido, Spenger ha asegurado que quieren participar en la subasta de 700 Mhz y están preparados para ello. "Tenemos una opción realista de quedarnos con espectro", ha asegurado el consejero delegado de MásMovil, quien ha considerado que el Ministerio de Economía y Empresa entiende bien sus necesidades y están contentos con su comportamiento.

Por otro lado, el directivo ha indicado que esperan una inversión relevante en el despliegue del 5G en España en el periodo comprendido entre 2021 y 2023, ya que la nueva tecnología está en una fase "muy temprana" y todavía no hay apenas terminales y los que existen son muy caros. "Los consumidores tienen todavía que tener un poco de paciencia", ha apuntado.

Asimismo, ha señalado que en la operadora son "muy activos" y están abordando los primeros despliegues, pero son "prudentes", ya que todavía no está totalmente definido el estándar 5G Standalone (SA) y se necesitarán aún uno o dos años más. Además, ha agregado que tampoco están claros todavía los casos de negocio, por lo que no se pueden "volver locos a invertir sin saber para qué".