Converse de Hello Kitty.

Converse de Hello Kitty.

Empresas

Bruselas multa a Hello Kitty: 6,2 millones de euros a su fabricante por vetar ventas transfronterizas

La empresa japonesa se ha beneficiado de un descuento del 40% por colaborar con el Ejecutivo comunitario.

Bruselas

Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha impuesto este martes una multa de 6,2 millones de euros a la compañía japonesa Sanrio por vetar las ventas transfronterizas de productos de merchandising -como carteras, tazas, sábanas o juguetes- de su popular personaje Hello Kitty. Una prohibición que se ha traducido "en menos alternativas y precios potencialmente más altos para los consumidores y que vulnera las reglas antimonopolio  de la UE", según ha dicho la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

La investigación del Ejecutivo comunitario ha demostrado que Sanrio prohibía o restringía, mediante cláusulas contractuales y otras medidas indirectas, las ventas entre países de la UE de los productos de Hello Kitty, "la pequeña gata de apariencia humana también conocida por su nombre completo Kitty White". El veto afectaba a otros personajes como My Melody, Little Twin Stars, Keroppi o Chococat. Los titulares de licencias de Hello  Kitty en Europa debían limitar sus ventas al Estado miembro en que estuvieran ubicados.

El Ejecutivo comunitario considera que estas prácticas ilegales de Sanrio fragmentaron el mercado único europeo e impidieron a los licenciatarios en Europa la venta transfronteriza de productos, lo que se tradujo en última instancia en una subida de precios para los consumidores. La infracción se prolongó durante 11 años, del 1 de enero de 2008 al 21 de diciembre de 2018.

"Los consumidores que compren una taza de Hello Kitty o un juguete de Chococat ahora pueden aprovecharse plenamente de una de las principales ventajas del mercado único: la facultad de buscar las mejores ofertas en toda Europa", se ha felicitado Vestager.

Durante la investigación, la compañía japonesa ha colaborado con la Comisión más allá de su obligación jurídica de hacerlo, por ejemplo dándole datos sobre la duración del delito. También ha aportado pruebas "de gran valor añadido" y ha reconocido los hechos. Por todo ello, Bruselas ha concedido a Sanrio un descuento del 40% en el importe de la multa.

Es la segunda vez que Bruselas multa a una multinacional por vetar la libre circulación de sus productos. El pasado 25 de marzo, sancionó con 12,5 millones a Nike por prohibir las ventas transfronterizas de camisetas del Barcelona, el Manchester United, la Juventus, el Inter de Milán o el As de Roma. También investiga a Universal Studios por los mismos motivos.

Bruselas recuerda que cualquier persona o empresa afectada por este comportamiento de Sanrio puede ahora acudir a los tribunales de los Estados miembros y reclamar una indemnización por daños y perjuicios. La decisión de la Comisión constituye una prueba vinculante de que la práctica se produjo y era ilegal. El hecho de que el Ejecutivo comunitario haya impuesto una multa no impide que los perjudicados puedan reclamar también compensaciones.