Las turbulencias vuelven a acechar a Turquía un año después de la crisis financiera sufrida durante el verano de 2018 a raíz de la destitución este fin de semana del presidente del banco central del país, Murat Cetinkaya, lo que se ha traducido en una caída del 3% en la cotización de la lira turca respecto del dólar, que se ha situado en sus niveles más bajos desde el pasado mes de junio.

Noticias relacionadas

De este modo, el 'billete verde' se revalorizaba frente a la moneda otomana hasta las 5,7930 liras, frente a las 5,6242 liras del pasado viernes.

A pesar de esta caída del 3% en el valor de la lira, el cambio de la moneda turca se encuentra aún casi un 25% por encima de los niveles observados durante la crisis de agosto de 2018, cuando el dólar llegó a cruzarse a 7,2149 liras.

Murat Cetinkaya, quien ocupaba el cargo desde abril de 2016, fue cesado este fin de semana de manera fulminante mediante un decreto presidencial publicado en el boletín oficial, siendo reemplazado por el vicepresidente de la entidad, Murat Uysal.

En las últimas semanas se había especulado con la expulsión de Cetinkaya debido a su reticencia a recortar las tasas de interés en contra de la opinión del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El pasado mes de septiembre, el Banco Central de Turquía decidió elevar la tasa de sus operaciones semanales de refinanciación (repo) en 625 puntos básicos, hasta el 24%, donde se mantiene actualmente, para tratar de remediar la crisis de divisas e inflacionaria que afectó al país el pasado verano.