Izquierda Unida ha planteado en el Congreso que Aena no esté sujeta a los límites de oferta de empleo y retribuciones del resto de la Administración pública, con el fin de facilitar mejoras en las condiciones de trabajo en el gestor aeroportuario.

Noticias relacionadas

Así lo plantea su diputado Enrique Santiago en una serie de preguntas registradas en la Cámara Baja, y recogidas por Europa Press, en las que recuerdan que Aena es una empresa con beneficios --5.751 millones de euros netos en los últimos seis ejercicios, señala-- y pese a lo cual, su gestión "ha tenido como consecuencia un aumento de los conflictos laborales".

"Es cierto que se llegó a un acuerdo con los sindicatos más representativos en octubre de 2017, pero dicho acuerdo era temporal y persisten problemas que pueden conducir a conflictos durante este verano", recalca.

En este sentido, el también secretario general del PCE pregunta al Gobierno de Pedro Sánchez si contempla permitir a Aena no estar sujeta en los próximos Presupuestos Generales del Estado a los límites de oferta de empleo y retribuciones de la administración para atender los objetivos de calidad marcados por la empresa en su plan estratégico 2018-2021 y una remuneración de sus empleados "de acuerdo con las funciones que desempeñan".

En otra pregunta, diputado de Unidas Podemos destaca que varios trabajadores de ENAIRE --entidad esta sí 100% pública-- han optado por no prestar voluntariamente los servicios de disposición horaria localizada "debido a la negativa de la empresa a revisar y negociar las condiciones salariales y laborales de sus trabajadores en los casos recogidos en convenio colectivo".

"Al parecer, la empresa ha manifestado que no puede negociar la disposición horaria por impedírselo el Gobierno", añade Santiago, que pide saber si el Gobierno buscará "desbloquear esta situación y permitir negociar una mejora que evite problemas en el funcionamiento de ENAIRE durante el período estival".