José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. EFE

Empresas

La CNMC recomienda que se mejore el sistema por el que se deciden los cánones del ferrocarril

También invita a poner en marcha bonificaciones para incentivar la entrada y el crecimiento del tráfico ferroviario.

Noticias relacionadas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quiere pisar el acelerador de la liberalización ferroviairia. Pese a que la semana pasada dio su respaldo a casi la totalidad del plan preparado por Adif, el órgano de competencia quiere que se tomen una serie de medidas que favorezcan la entrada de nuevos operadores en el mercado ferroviario.

Para ello, ha realizado un estudio sobre la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril en el que destacan una serie de recomendaciones para garantizar "la competencia y la regulación económica eficiente". Una de las más destacadas señala directamente a los cánones que los operadores pagan por operar en la red ferroviaria.

La CNMC solicita "mejorar el sistema por el que se deciden los cánones ferroviarios". Un elemento clave a la hora de hacer atractivo el negocio de transportar pasajeros por ferrocarril. Renfe pagó 1.229 millones de euros en 2018 en materia de cánones, una cifra que supone más de un tercio de los costes totales que la operadora pública registró durante el pasado año.

El informe señala que "el sistema de fijación de los cánones de acceso a la infraestructura como tributos no proporciona a los operadores la certidumbre necesaria sobre la evolución de uno de sus principales costes de explotación".

El órgano de competencia solicita que "la cuantía del canon se debe determinar de forma que no constituya una barrera de acceso importante para los operadores, al tiempo que garantice la sostenibilidad financiera de Adif, asegurando un diseño adecuado de las bonificaciones y recargos que incentiven la entrada de nuevos operadores y la recuperación de los costes asociados a la construcción de la infraestructura". 

Costes imputables vía canon

Los cánones ferroviarios engloban dos componentes: el propio canon, que debe fijarse en relación con los costes directamente imputables de los servicios, y un recargo, que se añadirá cuando el mercado pueda aceptarlo.

El coste directamente imputable se ve afectado por la evolución del tráfico ferroviario. Según el estudio de la CNMC, "los potenciales incrementos en el tráfico que derivarán de la entrada de nuevos operadores reducirán previsiblemente el importe de los cánones, en particular en la red de alta velocidad donde los costes ya se cubren con el nivel actual de cánones".

En este sentido, el informe señala también que "la metodología de estimación del tráfico ferroviario que los gestores de infraestructuras deben elaborar servirá de marco para incorporar al cálculo de los cánones ferroviarios los incrementos de tráfico derivados de la apertura del mercado".

Finalmente, desde la CNMC invitan a que los gestores de infraestructuras establezcan bonificaciones sobre los cánones ferroviarios para incentivar el crecimiento del tráfico y el aprovechamiento de la capacidad de la red. "El diseño de este tipo de incentivos y descuentos permiten reducir las barreras a la entrada de las empresas ferroviarias, facilitando la entrada de nuevos competidores que, a su vez, redundarán en un incremento del tráfico y, por tanto, en mayores ingresos para los administradores de infraestructuras".