Mercadona abre sus puertas este martes en Portugal. Lo hace con una tienda en Vila Nova de Gaia, la ciudad portuguesa separada de Oporto por el río Duero, y se trata de la primera del total de 10 que el grupo de Juan Roig pretende establecer en el país vecino. 

Noticias relacionadas

"Hemos hecho realidad nuestro sueño de internacionalizar la compañía en un país vecino al que nos unen importantes vínculos", valoró Juan Roig, presidente de Mercadona, en la visita institucional realizada este lunes. La tienda que abre las puertas este martes es una superfície de 1.800 metros cuadrados que responden al modelo de tienda eficiente de la compañía. La cadena de supermercados prevé que el total de empleados portugueses llegue a las 1.100 personas a finales de este año.

Mercadona ha organizado su expansión lusa en dos fases. La primera, que se inicia este martes, supondrá la apertura de 3 tiendas además de la de Vila Nova de Gaia. Matosinhos, Maia y Gondomar son las localizaciones elegidas para hacer frente a un mercado, el de la distribución portuguesa, mucho más fragmentado que el español. En la segunda fase, Mercadona prevé abrir seis tiendas en distritos de Porto, Braga y Aveiro a lo largo del segundo semestre de 2019.

Roig ha decidido entrar en un país donde más del 50% de la cuota de mercado se divide entre dos grupos: los supermercados Continente, del grupo Sonae MC, y los Pingo Doce, propiedad de Jerónimo Martins. Sin embargo, el reparto del pastel no es la única diferencia con España, donde Mercadona es el líder de la distribución con un 25% de la cuota de mercado, muy por delante del segundo, Carrefour (8,4%), según datos de Kantar.

Roig durante la visita institucional de este lunes.

Mercadona llega con su política de precios siempre bajos a un escenario marcado por la promoción. Según un informe de Nielsen, la venta en promoción en Portugal es 30 puntos superior a la de España y supone casi la mitad (46%) de la cesta. La consultora apunta que el 81% de los compradores portugueses “aprovecha las ofertas y promociones de los productos que compra habitualmente, frente al 62% de los españoles”.

Ante este escenario, la cadena española buscará su hueco entre las cadenas de distribución con menor cuota de mercado, entre las que se encuentran Lidl, Intermarché o Auchan. Por su parte, las de mayor tamaño explican a medios portugueses que la llegada de Mercadona no les da miedo ya que, en un primer momento, la compañía solo contará con 10 tiendas frente a las 271 de Continente y Continente Bom Dia, las franquicias de Meu Super (286) y las 425 tiendas de Pingo Doce.

Estos son los gigantes con los que competirá Mercadona en Portugal.

Sonae, del inmobiliario a la tienda de proximidad

Los supermercados Continente son los líderes de la distribución en Portugal y fueron pioneros abriendo el primer súper en 1985. Sin embargo, esta no es la única apuesta por la venta minorista del grupo Sonae; las franquicias Meu Super también representan una parte importante del negocio con casi 300 tiendas en todo el país. 

Los supermercados forman parte del grupo portugués, que engloba las marcas Sonae MC, dedicada a la distribución alimentaria, Sonae SR, centrada en marcas especializadas como Worten; Sonae Sierra, que gestiona centros comerciales, la operadora NOS y las divisiones Sonae IM y Sonae RP dedicadas a la gestión de patrimonio inmobiliario y de inversiones, respectivamente.

En 2018, el grupo obtuvo un beneficio de 222 millones de euros, un 33,7% más que el año anterior. En cuanto al área de distribución alimentaria, supone un 70% de sus ingresos y agrupa a los formatos Continente, las tiendas de proximidad Meu Super, las parafarmacias Wells, las cafeterías Bagga así como formatos para públicos más concretos como las tiendas Zu para mascotas o las Note, librerías y papelerías.

Jerónimo Martins: Polonia, Colombia y Portugal

La segunda cadena de distribución más importante de Portugal es la que posee Jerónimo Martins y son los supermercados Pingo Doce. Con unas ventas de 3.835 millones de euros, se trata de la enseña del grupo en el país vecino. Sin embargo, Jerónimo Martins también está presente en Polonia, con los formatos Biedronka y Hebe y en Colombia con los supermercados Ara.

Pingo Doce supera en número de tiendas y de facturación a Continental, pero no en cuota de mercado. En total, el grupo cuenta con 4.182 tiendas en todo el mundo que facturaron 17.337 millones de euros en 2018. Pingo Doce se centra en la venta de productos frescos y de marca blanca.

Lidl, Auchan e Intermarché

Entre las cadenas de distribución que buscan su hueco en Portugal por detrás de los dos gigantes están Lidl, el grupo Auchan y el grupo Os Mosqueteiros con Intermarché. Entre las 3 alcanzan un tercio de la cuota de mercado de la distribución de alimentación en Portugal.

Lidl tiene 250 tiendas en Portugal, y aunque el número es significativamente superior a las que planea abrir, en un primer momento, Mercadona, su director financiero reconoció que la llegada del grupo español suponía “un desafío” pero añadió que el grupo alemán mantendría su “estrategia”.

Algo por detrás en número de tiendas se encuentra el grupo Os Mosqueteiros que tiene 230 supermercados Intermarché en territorio portugués. Por su parte, Auchan cuenta con más de 40 tiendas en Portugal. El grupo francés operaba hasta este año con la enseña Jumbo, sin embargo, el CEO de Auchan Retail Portugal, anunció que las tiendas de la compañía pasarían a llamarse Auchan a finales de este año. Se trata de supermercados e hipermercados a los que se han sumado tiendas de proximidad bajo el formato My Auchan.

Para hacer frente a todos ellos y ganarse la confianza de los portugueses, Mercadona puso en marcha hace ya dos años el Centro de Coinnovación de Matosinhos, un laboratorio en el que probar productos que conquisten a nuestros vecinos. 

Mercadona tiene previsto invertir en 2019 más de 100 millones de euros en dicho país, con lo que la inversión global del proyecto Mercadona Portugal sobrepasaría los 260 millones de euros desde que anunció su entrada en el país vecino en 2016.