Fotomontaje de los logotipos de El Corte Inglés y Amazon.

Fotomontaje de los logotipos de El Corte Inglés y Amazon.

Empresas

El cambio que El Corte Inglés prepara para revolucionar su web y plantar cara a Amazon

El grupo de grandes almacenes amplía su alianza con Alibaba para hacer frente a la competencia 'online'.

Noticias relacionadas

El Corte Inglés quiere que el canal online se convierta a corto plazo en el principal motor de sus ingresos. Prepara para ello una revolución de su página web para que sea más competitiva frente a Amazon. De la mano de Alibaba, trabaja en la puesta en marcha de la personalización de las recomendaciones que se hacen a los clientes. Un sistema que se está implementando y que se espera poner en marcha antes de que acabe el año. 

Las fuentes consultadas explican que se trata de “conocer cada vez más al cliente, entender cuál es su perfil y hacer un marketing cada vez más personalizado” De este modo, confían en que se pueda lograr una experiencia única cada vez que un usuario entre en la página web de El Corte Inglés. 

Se trata de un paso más en la apuesta por el canal online de la compañía que lideran Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo. El objetivo es lograr que, poco a poco, los ingresos por esta vía sigan aumentando y, llegado el momento, se convierta en la principal fuente de ingresos. Algo para lo que no falta mucho ya que, según reconocen dentro de las oficinas de Hermosilla 112, las ventas de la web sólo se ven superadas por el mítico centro de Castellana, en Madrid. 

Reconocimiento 'online'

La personalización de las ofertas será uno de los últimos pasos que se ha dado en este terreno. El anterior, y también de la mano de Alibaba, ha sido la puesta en marcha de un sistema (en web y móviles) de reconocimiento de imágenes. A través de él se puede hacer una foto a un mueble, por ejemplo, y buscar en la página de El Corte Inglés opciones similares. 

Con todo este proceso de mejoras, desde El Corte Inglés confían en potenciar un canal en en el que ya cuenta con 345 millones de visitas y cuya facturación aumentó un 20% el año pasado. Se apostará para ello por seguir apostando por estrategias como la entrega en dos horas, o las opciones de click&car o click&collect para recoger los productos en coche o cuando esté listo en un centro comercial. 

El Corte Inglés reconocía hace unos meses a los inversores que estaba empezando a utilizar sus centros comerciales como “almacenes fantasma” para hacer la última milla. Es decir, para almacenar todos aquellos productos que sus clientes podrán pedir para ser entregados en menos de dos horas. Toda una muestra del cambio de mentalidad que empieza a cundir en el equipo gestor encabezado por Jesús Nuño de la Rosa. 

No será el único cambio que vivan los grandes almacenes en Internet. Las mismas fuentes explican a EL ESPAÑOL que junto a Alibaba trabajan ya para abrir una tienda en Tmall, el mayor portal de venta online de china. 

En estos momentos se busca un trading partner para poder comenzar a operar en la plataforma, y se dará forma a un business plan. A partir de ahí se iniciarán las ventas a de cosméticos y perfumería. ¿El objetivo? Aprender cómo funciona el negocio antes de lanzarse a probar con otros productos. 

Marketing

No sólo el canal online va a sufrir cambios. El Corte Inglés quiere maximizar la base de datos de los clientes de la Tarjeta El Corte Inglés, que cuenta ya con casi 12 millones de usuarios. La personalización aquí será también un factor esencial a partir de ahora, aunque ya se han comenzado a dar pasos en este sentido. 

Desde los grandes almacenes reconocen haber detectado que “muchos mensajes no llegan a los clientes” porque no se adaptan a sus intereses ni a su perfil. Así que, a partir de ahora, se van a empezar a aplicar nuevas herramientas de marketing que permitan “dirigir” el mensaje a cada cliente, en lugar de efectuar acciones masivas.