Garlos Ghosn, ex presidente de Nissan, en una imagen de archivo.

Garlos Ghosn, ex presidente de Nissan, en una imagen de archivo.

Empresas

El regulador financiero de Japón sopesa multar con 16 millones a Nissan por el caso Ghosn

La Comisión de Vigilancia de Valores y Mercados nipona planea empezar a inspeccionar 'in situ' instalaciones del fabricante automovilístico.

Noticias relacionadas

El regulador financiero de Japón está sopesando imponer a Nissan Motor una multa de más de 16 millones de euros por supuestamente no haber declarado en sus informes la remuneración total de su expresidente Carlos Ghosn.

La Comisión de Vigilancia de Valores y Mercados japonesa planea empezar a inspeccionar "in situ" instalaciones del fabricante automovilístico próximamente y tendría intención de pedir a la Agencia de Servicios Financieros a finales de año que imponga una multa a Nissan si encuentra evidencias de irregularidades, informó este jueves el diario Nikkei.

El órgano regulador financiero busca hallar pruebas de que Nissan violó la ley de instrumentos financieros por no haber declarado la totalidad de las compensaciones del directivo dentro de los informes financieros que deben presentarse ante él.

El organismo ya interpuso una querella contra Ghosn y Nissan por estas irregularidades en enero de este año, pero esta nueva acción regulatoria se encuentra al margen de dicho litigio, así como de la investigación que realiza la Fiscalía de Tokio.

Ghosn, que actualmente se encuentra en libertad bajo fianza y ha estado en prisión preventiva en dos ocasiones, fue detenido por primera vez el 19 de noviembre de 2018, acusado de no informar sobre la totalidad de sus remuneraciones ante las autoridades financieras.

Según la investigación en curso, la compañía no habría incluido en sus informes una serie de pagos supuestamente pactados entre Nissan y el exdirectivo de 65 años, que debía recibirlos tras retirarse y que ascenderían a unos 9.200 millones de yenes (75 millones de euros).

El expresidente de Nissan ha rechazado esta acusación y el resto de las que pesan sobre él, entre las que se encuentran el abuso de la confianza de la compañía japonesa por usar fondos corporativos con fines personales y realizar transacciones no justificadas.