Aena se adhiere al compromiso cero emisiones de carbono en sus aeropuertos para el 2050

Aena se adhiere al compromiso cero emisiones de carbono en sus aeropuertos para el 2050

Empresas

Aena se adhiere al compromiso cero emisiones de carbono en sus aeropuertos

El acuerdo ha sido suscrito por 194 aeropuertos de 24 países y para ello el gestor aeroportuario trabaja en dos ámbitos.

Noticias relacionadas

Aena se ha adherido a la iniciativa NetZero2050 de alcanzar cero emisiones de carbono en sus aeropuertos para 2050, ha informado la compañía en un comunicado. Lo ha hecho en las 29 edición del Congreso Anual de ACI Europa (Consejo Internacional de Aeropuertos), celebrado en Chipre.

"En los próximos años, afrontamos el reto clave de que nuestras emisiones de carbono sean cero, para compatibilizar nuestra actividad con la preservación del medio ambiente. La protección del planeta es un compromiso firme de Aena, tal y como demuestra nuestra Estrategia de lucha contra el Cambio Climático", ha subrayado el presidente de Aena, Maurici Lucena, en el Congreso.

El acuerdo ha sido suscrito por 194 aeropuertos de 24 países y marca un antes y un después en las acciones que los gestores de estas instalaciones están adoptando para luchar contra el cambio climático.

Los aeropuertos constituyen grandes superficies por las que pasan millones de pasajeros cada año. En el caso de Aena, esta cifra equivale a a más de cinco veces la población de España. Por este motivo, la estrategia, implica toda una batería de medidas que ya están en marcha para lograr la progresiva disminución de las emisiones de CO2 derivadas de su actividad.

Dos ámbitos de trabajo

Las emisiones producidas por el consumo de energía eléctrica en su red suponen aproximadamente el 80% de las relacionadas con la operativa aeroportuarias, recuerda la compañía.

Para reducir su impacto, Aena trabaja en dos ámbitos. Por un lado, la compra de energía de origen renovable y la implantación del denominado Plan Fotovoltaico, que permitirá alcanzar el 70% del autoabastecimiento energético a partir de energía solar, lo que supondría evitar la emisión de 167.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

El segundo aspecto se refiere a la implementando medidas de eficiencia energética con acciones de carácter tecnológico en iluminación y climatización, la adecuación del consumo energético a la operativa real del aeropuerto y la mejora del control de los consumos de energía eléctrica.

Otras líneas de trabajo son la reducción de emisiones por combustible y la reducción de emisiones de terceros, como el plan de instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, la instalación de tomas de 400 Hz para aeronaves o el Plan de sustitución de vehículos 'handling'.