Los fundadores de Codere someterán a votación una acción social contra Norman Sorensen

Los fundadores de Codere someterán a votación una acción social contra Norman Sorensen

Empresas

Los fundadores de Codere someterán a votación una acción social contra Norman Sorensen

La familia Martínez Sampedro, considera que Sorensen gestionó la empresa "sin neutralidad" y en beneficio de un accionista y en perjuicio de los demás.

Noticias relacionadas

La familia Martínez Sampedro, fundadora de Codere, someterá a votación este miércoles en la Junta de Accionistas una acción social de responsabilidad contra el presidente de la empresa, Norman Sorensen.

El motivo por el que llevará a cabo este procedimiento es que, según indica, Sorensen gestionó la empresa "sin neutralidad y siempre en beneficio de un accionista y en perjuicio de todos los demás", ha informado en un comunicado.

Además, la familia ha denunciado que Sorensen tiene como presidente competencias cuyo incumplimiento le hacen incurrir en responsabilidad personal, al haber impedido que se trate en los consejos de Codere la estrategia de la compañía, su posicionamiento competitivo, y la contribución tangible a la creación o destrucción de valor para los accionistas.

La familia Martínez Sampedro, que mantiene el 18,5% de las acciones de la compañía, tiene claro su actuación en este asunto. Si su propuesta es rechazada por la junta, llevará el caso, a título personal, ante los tribunales

Tergiversación de las cuentas

En la junta, en la que también se prevé la salida de los hermanos José Antonio y Luis Javier Martínez Sampedro del consejo al no renovarles en sus cargos, la familia Martínez Sampedro también denunciará que la empresa ha presentado una información "insuficiente y tergiversada" de las cuentas económico-financieras

Según explica la familia, las cuentas anuales fueron rechazadas por tres consejeros ante la falta de información suficiente en relación con determinadas partidas contables de gastos no recurrentes, "un ámbito, ni revisado ni validado por los auditores, que es responsabilidad exclusiva de los administradores".

De esta forma, consideran que es "inconcebible" que se silencie la "estrepitosa" caída del precio de la acción, evitando dar explicaciones sobre causas y remedios y denuncian que el informe de gestión "oculta" que se está centrando la gestión del negocio exclusivamente en la reducción de costes.