La directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares,  durante el 'I Encuentro Nacional de Mujeres Digitalizadoras'.

La directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, durante el 'I Encuentro Nacional de Mujeres Digitalizadoras'.

Empresas

Google considera que establecer un impuesto digital solo en España "no será óptimo"

En su lugar, la directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, ha vuelto a abogar por crear una regulación a nivel europeo.

Noticias relacionadas

Google España rechaza que se establezca un marco fiscal específico para las empresas digitales en España, ya que "no será óptimo", y en su lugar ha vuelto a abogar por una regulación única europea para todos los países europeos con el fin de adaptarse al nuevo entorno digital.

Así lo ha señalado este miércoles la directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, en declaraciones a los periodistas tras inaugurar el 'I Encuentro Nacional de Mujeres Digitalizadoras', promovido por Google.org, junto a Fundación Mujeres y Fundación Cibervoluntarios, y en el que también ha estado presente la ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño.

"Siempre hemos dicho que estamos a favor de que haya una reforma fiscal para adaptarnos al nuevo entorno digital", ha indicado Clemares, quien ha matizado que la recomendación de la compañía es que se lleve a cabo "dentro del seno de la OCDE". En este sentido, ha abogado por "una regulación única europea" y ha rechazado que "cada país defina un marco diferente", ya que en la compañía creen que "no será óptimo".

El Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene la intención de recuperar el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que aprobó ya el pasado mes de enero y cuya tramitación quedó paralizada por la convocatoria de elecciones generales.

El nuevo tributo gravará aquellas empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros. En concreto, en línea con la propuesta de la Comisión Europea, el impuesto aprobado en enero gravaba el 3% de los servicios de publicidad dirigida en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario durante su actividad o la venta de metadatos.

De esta forma, el impuesto se dirige a las plataformas que ponen en contacto el que ofrece servicio y lo adquiere, pero no al que genera el producto. El Gobierno estimó una recaudación de 1.200 millones de euros con este tributo que pretende volver a reactivar.

La privacidad de los usuarios

Por otro lado, Clemares, ha defendido este miércoles que la privacidad de los usuarios es una "prioridad" para la empresa tecnológica y ha asegurado que las personas que utilizan los servicios de Google tienen un "control absoluto" sobre sus datos.

Así lo ha señalado después de que el consejero delegado de Apple, Tim Cook, advirtiese el domingo a las empresas de Silicon Valley que deben hacerse responsables del "caos" que han generado con sus tecnologías.

Clemares ha afirmado que la privacidad de los usuarios es una "prioridad" que tienen en Google, motivo por el que la compañía "siempre" trabaja para conseguir que los datos personales estén seguros, haya transparencia sobre los datos que dispone de los usuarios y éstos los puedan controlar.

A este respecto, ha subrayado que este control ya es accesible para los usuarios a través de la cuenta de Google. "Los usuarios tienen un control absoluto de sus datos", ha enfatizado.

El consejero delegado de Apple Tim Cook instó el pasado domingo en un discurso en la universidad de Stanford (Estados Unidos) a no aceptar la pérdida de privacidad en Internet a cambio de beneficiarse de los nuevos avances tecnológicos.