Una sede de Huawei en una imagen de archivo.

Una sede de Huawei en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Huawei comienza a perder el tren del 5G: las 'telecos' no moverán ficha hasta que EEUU levante su veto

El fabricante chino anunció 46 contratos de despliegue de redes con la nueva tecnología aunque la mayoría son anteriores al estallido de la crisis.

Nuevo varapalo para Huawei. El fabricante ha suspendido el lanzamiento de su nuevo ordenador portátil Matebook X Pro, la primera cancelación de un producto tras la prohibición de Donald Trump de hacer negocios con proveedores estadounidenses. Este portátil utiliza el sistema operativo de Windows y chips de Intel, empresa que ya afirmó que no seguirá trabajando con la compañía china.

Un anuncio que pone nuevamente el foco en Huawei después de dos semanas de tranquilidad, tras la moratoria de tres meses del propio Gobierno de Estados Unidos. Un periodo en que el fabricante deberá demostrar que sus redes y sus dispositivos no son una amenaza para la seguridad, condición fundamental para abandonar la lista negra comercial estadounidense.

No obstante, el hecho de que Huawei dejase de ser protagonista en los medios, no significa que la crisis ya haya pasado. El fabricante ha intentado transmitir tranquilidad indicando que se han recuperado las ventas de móviles y que han firmado 46 contratos para proveer redes de 5G, pero lo cierto es que la mayoría de las compañías occidentales han decidido poner paños fríos en su relación comercial.

Las fuentes consultadas indican que el principal impacto se está notando en el despliegue de 5G, tanto de terminales como de redes. Las operadoras europeas han decidido no comercializar el teléfono móvil 5G de la compañía y la mayoría han optado por paralizar el despliegue de nuevas redes de esta tecnología con el fabricante. 

¿Afectará esto el despliegue 5G?

La respuesta es la misma: “esperaremos hasta que se clarifique la situación con Estados Unidos”, lo que equivale a no hacer nada hasta que se certifiquen sus terminales y a que se saque a la compañía de la lista negra comercial. Esto significa que ningún despliegue 5G contará con móviles Huawei y que las operadoras solo utilizarán las redes del fabricante desplegadas antes del estallido de la crisis.  

En España, Vodafone que es el único operador que ha anunciado despliegue comercial, utilizará las redes Huawei comprometidas en los despliegues precomerciales de hace un año y esperará a que se certifiquen los terminales de la operadora china. 

¿Afectará esto el despliegue del 5G? Las fuentes consultadas indican que pese a que Huawei es el principal proveedor de estas redes en el mundo con más de 100.000 antenas, la actual estructura que se ha construido es suficiente para alcanzar la cobertura necesaria en la primera etapa comercial.

“Deberían pasar muchos meses hasta que comencemos a preocuparnos”, comenta a este diario un directivo del sector, que además agrega que la única solución para que vuelvan a ser sus proveedores es que salgan de la lista negra comercial de EEUU.

Nokia y Ericsson, los rivales

Huawei anunció esta semana que ya ha suscrito 46 contratos de 5G con operadores de todo el mundo. De esta forma, y aunque no da detalles sobre estas compañías han indicado que ya tienen presencia “en más de 170 países". No obstante, la mayoría de estos contratos se suscribieron y corresponden a despliegues realizados antes del estallido de la crisis.

De hecho, a mediados de abril la operadora anunció que tenía 40 contratos de redes 5G, 18 más de los que tenía el año pasado. Esto significa que en dos meses ha sumado seis y con la crisis del bloqueo de Estados Unidos de por medio, lo que confirma que los operadores han dejado en el aire futuras colaboraciones con la red 5G.

A comienzos de junio, Nokia anunció también 42 acuerdos comerciales relacionados con el despliegue de la esta nueva tecnología móvil. Se trata de contratos con operadores de todo el mundo, 22 de los cuales se han firmado con empresas como T-Mobile, Telia Company y Softbank. Nokia y Ericsson son los principales rivales de Huawei en el despliegue de redes 5G.