Bruselas prohíbe la fusión del negocio de acero de Thyssen y Tata Steel

Bruselas prohíbe la fusión del negocio de acero de Thyssen y Tata Steel Thilo Schmuelgen/Reuters

Empresas

Bruselas prohíbe la fusión del negocio de acero de Thyssen y Tata Steel

Alega que la operación restringiría la competencia y provocaría una subida de precios para clientes industriales y consumidores.

Noticias relacionadas

En una medida que se utiliza sólo como último recurso, la Comisión Europea ha decidido este martes prohibir al gigante alemán ThyssenKrupp y al fabricante indio Tata Steel fusionar sus actividades en el sector del acero. Alega que la operación habría provocado una reducción del número de proveedores y un aumento de precios de diferentes tipos de acero que se utilizan para envasado de alimentos en conserva o para la industria automovilística

Las dos compañías no han planteado suficientes concesiones para solventar estas preocupaciones, según denuncia Bruselas.

"En ausencia de medidas correctivas que respondan a los graves problemas de competencia que hemos detectado, la fusión entre Tata Steel y ThyssenKrupp se hubiera traducido en una subida de precios. Así que hemos prohibido la concentración para evitar un daño grave a los clientes industriales y a los consumidores europeos", ha dicho la comisaria de Competencia, la liberal danesa Margrethe Vestager, que se encuentra en campaña para sustituir a Jean-Claude Juncker al frente del Ejecutivo comunitario.

La decisión de vetar la concentración es el resultado de una investigación en profundidad llevada a cabo por el Ejecutivo comunitario sobre su impacto en el mercado del acero del espacio económico europeo. Según este estudio, que se inició el 30 de octubre de 2018, los principales artículos afectados serían los productos de acero con revestimiento metálico destinados al envasado de alimentos y los productos de acero galvanizado en caliente para automóviles.

Durante la investigación, la Comisión recibió observaciones de un gran número de clientes activos en estos dos sectores. Estas empresas europeas, que van desde grandes grupos a pymes, necesitan acero a precios competitivos para fabricar sus productos. La mayoría de ellas comunicó a Bruselas que temía un aumento de costes tras la fusión

El sector siderúrgico es clave en la Unión Europea: da empleo a alrededor de 360.000 personas en más de 500 plantas de producción en 23 Estados miembros de la UE, entre ellos España. El Ejecutivo comunitario sostiene que la decisión de prohibir la fusión entre Tata Steel y ThyssenKrupp "preserva el ejercicio de una competencia efectiva en los mercados siderúrgicos europeos y la competitividad del sector".

Es muy infrecuente que la Comisión decida vetar fusiones entre empresas. En los 10 últimos años, Bruselas ha dado luz verde a más de 3.000 concentraciones. La prohibición de este martes es sólo el décimo caso similar en una década.