Rúa Abogados ha encargado un informe pericial sobre Banco Popular a una "importante consultora financiera internacional" que ha concluido que los estados financieros de la entidad dejaron de reflejar su imagen fiel, al menos, desde el ejercicio 2011 en adelante.

Noticias relacionadas

El despacho no ha revelado el nombre de la consultora, de la que asegura que tiene "contrastada experiencia y solvencia en litigios y arbitrajes internacionales al más alto nivel", y señala que dicha firma ha trabajado "ininterrumpidamente" en ese dictamen desde hace dos años, coincidiendo con la fecha de resolución del banco en junio de 2017.

Desde Rúa Abogados sostienen que el informe pericial habilita las reclamaciones de cualquier afectado que haya sido titular de acciones o bonos de la entidad bancaria a partir de 2011, con independencia de la fecha de adquisición e incluso aunque las hubiese vendido antes de la resolución de la entidad.

En este sentido, el despacho ha explicado que, si el banco hubiese facilitado a sus accionistas información real y correcta de sus estados financieros, "estos hubiesen podido vender los títulos a partir del año 2011 evitando o reduciendo las pérdidas".

Según ha puesto de manifiesto, existen una serie de hechos objetivos que demuestran, "de modo irrefutable", que la información financiera, económica y patrimonial publicada por Banco Popular y que sirvió a los inversores para adoptar su decisión de inversión, "no reflejaba su imagen fiel, al estar incursa -como mínimo- en graves inexactitudes, errores contables de bulto y omisiones de datos relevantes".

En este sentido, Rúa Abogados ha apuntado a "las pérdidas millonarias ocultas tras el manto de una artificiosa sobrevaloración de sus activos", cuya verdadera magnitud (12.218 millones de euros) sólo afloró tras su resolución y venta por un euro a Santander, previa amortización completa de sus acciones.

El documento hace una mención especial al informe de la Agencia Tributaria de 17 de octubre de 2017, que descubre un entramado societario a través del cual Banco Popular ocultó pérdidas al mercado desde el año 2011 mediante sociedades opacas en Luxemburgo destinadas a reflotar empresas morosas.

Irregularidades contables vs enriquecimiento injusto

Asimismo, Rúa Abogados ha hecho una mención especial al informe sobre la caída de Popular que los peritos del Banco de España aportaron a la causa penal de la Audiencia Nacional y que recoge "infinidad de irregularidades, desajustes contables y financieros".

En su opinión, este informe "favorece las reclamaciones civiles de los afectados por irregularidades contables", la estrategia seguida por la mayoría de los despachos.

Sin embargo, desde Rúa indican que otros bufetes están centrando su estrategia en reclamar por enriquecimiento injusto, un enfoque que no comparte, ya que a su juicio "no concurren los requisitos necesarios para la viabilidad de la acción de enriquecimiento injusto".