El jefe de grupo encargado de la supervisión de BFA-Bankia en el Banco de España, José Antonio Gracia

El jefe de grupo encargado de la supervisión de BFA-Bankia en el Banco de España, José Antonio Gracia

Empresas

José Antonio Gracia (BdE) asegura que el problema de Bankia a finales de 2011 era la liquidez

Así lo ha declarado en calidad de testigo en el juicio que investiga la salida a Bolsa de Bankia, que se celebra en la Audiencia Nacional.

Noticias relacionadas

El jefe de grupo encargado de la supervisión de BFA-Bankia en el Banco de España desde septiembre de 2011 hasta abril de 2013, José Antonio Gracia, ha asegurado que el problema de Bankia en el último trimestre de 2011 era la liquidez.

Así lo ha declarado Gracia, en calidad de testigo, en el juicio que investiga la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011, que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

"Ya puedes sanear el oro y el moro que si no tienes solucionado el tema de los vencimientos mayoristas, las entidades mueren por inanición", ha subrayado Gracia.

De hecho, ha señalado que Bankia ya perdía depósitos a principios de 2012 y que en el informe de seguimiento del 21 de marzo referido a las cuentas correspondientes al ejercicio 2011 ya se concluía que la matriz, BFA, no era viable.

No obstante, el Banco de España consideró que el plan enviado por la entidad a la institución como adecuación al Real Decreto 2/2012, conocido cono 'Guindos I', respondía a las exigencias de la regulación, aunque le requirió como condición aprobatoria medidas adicionales.

BFA-Bankia puso sobre la mesa unos 5.000 millones de euros de capital, a pesar de que las palancas que se pedían eran de entorno a unos 2.000 millones más un 'buffer' de capital que permitiese cubrir saneamientos pendientes.

"El plan era posible, aunque lo consideramos dudoso", ha precisado Gracia ante la sección cuarta de la sala de lo penal, de ahí que le pidieran un "ambicioso" programa de desinversiones y la reorganización de la administración. "Había que adelgazar o desinvertir, tomar medidas más drásticas", ha remarcado.

Según ha explicado la "intranquilidad" se debía a la "época convulsa" que se vivió ese año, con una situación en los mercados "tremendamente dura" y por las dudas sobre la viabilidad de BFA.

Tras la realización de este informe, con el que el Banco de España pretendía "meter más presión" a Bankia sobre la reducción de balance o mejora de las estructuras, Gracia ha asegurado que no tuvo más noticias de la entidad hasta la presentación en 'power point' del plan 'Rato II', el cual no tuvo tiempo de examinar por la inmediata dimisión de Rodrigo Rato.

Días después de la salida de Rato de la presidencia de la entidad, Gracia se reunió con el nuevo equipo de José Ignacio Goirigolzarri para "repasar las cuestiones que estaban sobre la mesa", como la reconversión de preferentes del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) en acciones o cómo veían la cartera de empresas y particulares.

Correo de Casaus

Preguntado por el abogado Andrés Herzog en representación de la acusación popular Confederación Intersindical de Crédito (CIC) por un correo que su inspector José Antonio Casaus Lara le envió a finales de 2011 sobre una conversación con el interventor general de Bankia Sergio Durá, Gracia ha pedido no contestar a lo que ha calificado como "chascarrillo y una charla de café".

Herzog ha explicado que en el mail Casaus relataba una conversación con Durá, en la que este último decía que "a ver quién es el guapo que le manda una carta al Frob diciéndole que en BFA hay un agujero de 5.000 millones de euros".

"Yo puedo comentar todo lo que quiera de lo que consta en los informes de seguimiento de la supervisión, pero no de un chascarrillo de alguien a quien yo considero un profesional. No me gustaría tener que comentarlo para nada", ha apostillado.

Informe del FMI

Por otro lado, Gracia también ha hecho referencia al polémico adelanto de las conclusiones del informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril de 2012, pese a que tendría que haber visto la luz por primera vez dos meses más tarde.

El Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF) es una revisión que el organismo internacional presidido por Christine Lagarde elabora cada cinco años, pero nunca incluye referencias sobre entidades concretas.

Sin embargo, en el resumen que se publicó en el mes de abril se citaba "casi expresamente" a Bankia. "Eso no había pasado nunca, me extrañó", ha añadido Gracia, quien ha afirmado que el FMI le solicitó información sobre la entidad.

Representantes del ICAC

Además de Gracia también han testificado otros dos directivos: el exrepresentante del Banco de España en el Comité del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) Javier Azcárate Aguilar Amat, y el exrepresentante del Tribunal de Cuentas en el mismo organismo, José Luis Cea Claver.

Azcárate ha centrado su declaración en las dudas sobre la independencia del auditor de Bankia, Deloitte, debido a que se constataron trabajos paralelos a la auditoría de cuentas y que no fueron justificados en los informes.