El estado australiano de Nueva Gales del Sur (NSW) pagará 358 millones de euros de indemnización al consorcio ALTRAC y subcontratistas, como la española Acciona, tras una disputa por la construcción del tren ligero de Sídney.

Noticias relacionadas

Un portavoz del ministerio de Transporte del gobierno estatal indicó que el acuerdo incluye una extensión de dos años del contrato para el funcionamiento y mantenimiento de los servicios del tren ligero, que se alarga hasta 2036.

"Esto pone fin a las disputas pasadas y pone el foco de todas las partes de nuevo en realizar el proyecto para la gente de NSW", dijo el portavoz en un comunicado enviado a Efe.

El acuerdo también incluye la resolución de más de 932 millones de euros en varias demandas legales, añadió el comunicado.

"Por separado, Acciona acordó retirar la demanda de tergiversación presentada en el Tribunal Supremo de NSW", señaló el portavoz en alusión a la máxima instancia judicial de este estado.

Acciona demandó el año pasado al Gobierno de este estado, cuya capital es Sídney, ante el Tribunal Supremo por unos 683 millonespor supuestamente haber mentido en torno a un acuerdo con la empresa energética AUSGRID sobre la gestión de los cables.

El primer tramo del proyecto de 12 kilómetros de largo se prevé que comience a funcionar en diciembre y el segundo en marzo del próximo año, según el portavoz.

Con la indemnización, el gobierno de NSW desembolsará un total de 1.678 millones por este proyecto que lleva varios meses de retraso y que inicialmente fue presupuestado en 994 millones.