La sede de Repsol.

La sede de Repsol. Europa Press

Empresas ENERGÍA

Repsol pisa el acelerador en su alianza con El Corte Inglés para multiplicar los clientes de luz y gas

La compañía energética trata de seguir captando clientes reforzando su acuerdo con los grandes almacenes.

Noticias relacionadas

Quiere seguir captando clientes de luz y gas, en un momento en el que los nuevos operadores ganan cada vez más protagonismo. Repsol está decidida a ser un actor principal en este segmento y, por ello, está aprovechando las alianzas firmadas para llevarse clientes a su marca.

Una de esas alianzas es el histórico acuerdo que la petrolera que lidera Josu Jon Imaz tiene con El Corte Inglés. Ambas compañías llevan colaborando juntas en distintos ámbitos desde hace más de veinte años. El último paso fue un acuerdo alcanzado hace dos meses para que ambas trabajen juntas en ofertas de luz y gas. 

Así, según informaron entonces, la compañía energética oferta electricidad y gas a los clientes de los grandes almacenes, con una tarifa competitiva e individualizada y con descuentos en carburantes. Además, la oferta incluye un cheque de El Corte Inglés de hasta 100 euros, canjeable en cualquiera de sus comercios. A esto se suma que, desde mediados de abril, hay una oferta destinada de forma exclusiva a los 90.000 empleados de los grandes almacenes.

Cuando se firmó el acuerdo, los centros de El Corte Inglés de Sanchinarro, Castellana y Alcalá de Henares contaban con un punto de Repsol donde contratar la oferta. Hoy, y según ha podido confirmar este periódico, este punto ya está instalado en cuatro nuevas ubicaciones: Sevilla, Getafe, Huelva y Jerez de la Frontera. La idea, no obstante, es que este despliegue siga creciendo a lo largo de este año.

Un refuerzo de la estrategia por el que, además, esta misma semana El Corte Inglés ha hecho un envío masivo de correos electrónicos a miles de clientes de su tarjeta explicando en qué consiste la oferta y ofreciendo un formulario para pedir información.

Unos 80.000 clientes más

Después de adquirir los activos de generación eléctrica de Viesgo en noviembre, la petrolera está dedicando grandes esfuerzos a aumentar su cartera de clientes de Repsol Electricidad y Gas.

A la espera de conocer con cuántos cuenta hoy, dato que previsiblemente dé a conocer la compañía en la junta de accionistas que celebra este mismo viernes, a cierre de primer trimestre Repsol Electricidad y Gas sumaba 830.000 clientes, 80.000 más que cuando adquirió los activos de Viesgo.

Para 2025, la petrolera pretende obtener para entonces una cuota de mercado minorista de electricidad y gas superior al 5% y 2,5 millones de clientes. Para ello, la compañía se está apoyando no solo en alianzas como la de El Corte Inglés, sino en sus 3.400 estaciones de servicio, que funcionan como puntos de información y captación.

La última reelección de Brufau

Repsol celebra este viernes su junta general de accionistas, en la que su presidente, Antonio Brufauserá reelegido por última vez. Así, en 2021 dejará la presidencia de la petrolera. No obstante, desde 2015 ya tiene atribuidas todas las funciones ejecutivas el consejero delegado, Josu Jon Imaz.

Además, durante la junta el consejo propondrá la reelección como consejeros, por un periodo de cuatro años, del propio Imaz, de José Manuel Loureda, de John Robinson West y de Henri Philippe Reichstul.

Asimismo, también propondrá el nombramiento por cuatro años como consejeras externas independientes de Aránzazu Estefanía Larrañaga y de María Teresa García-Milà Lloveras. Con estos nombramientos, Repsol contará con cinco mujeres  en el consejo de administración, que quedará reducido a 15 miembros.

Por otra parte, se propondrá también una retribución al accionista equivalente a unos 0,525 euros brutos por acción, a través del Programa Repsol Dividendo Flexible y en sustitución del dividendo complementario del ejercicio 2018.

Esta retribución se suma a la que la compañía aprobó, como parte del mismo programa y en sustitución del tradicional dividendo a cuenta de 2018, por un importe equivalente a unos 0,425 euros brutos por acción, por lo que la retribución total al accionista aumentará hasta el equivalente a los 0,95 euros por acción, un 5,56% superior a la del ejercicio anterior.