Las motos compartidas de Acciona llegan a Lisboa. La compañía comenzará a ofrecer su servicio de motosharing en Lisboa, con una flota inicial de 300 motos eléctricas de uso compartido, que se suman a las más de 2.000 que ya ofrece la compañía en Madrid, Valencia, Sevilla y el área metropolitana de Barcelona.

Noticias relacionadas

Las motos, que podrán circular por el entorno urbano y metropolitano de la capital portuguesa, incluyendo los municipios turísticos colindantes, tendrán que iniciar o culminar su trayecto en el área habilitada para ello, que comprende los barrios históricos de Lisboa -como Campo de Ourique, Bairro Alto, Alfama, Castelo, Mouraria, Belém ou Santos- las principales zonas residenciales –Parque de las Naciones, Telherias_- y el Aeropuerto.

Lisboa se convierte así en la primera ciudad fuera de España en la que Acciona ofrece este servicio que se enmarca dentro de su estrategia de movilidad sostenible, eléctrica y compartida.

El servicio de motosharing, a través de su App, ofrece información de las emisiones de CO2 evitadas al elegir emplear una moto compartida en comparación con un vehículo privado convencional.

Las motos, con unas prestaciones equivalentes a 125cc, se alimentan mediante baterías recargables y ofrecen dos modalidades de conducción: el modo Standard “S”, con una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora para ciudad; y el modo de conducción Custom “C”, que permite alcanzar los 80 kilómetros por hora.

Hasta el día 2 de junio los lisboetas y visitantes podrán usar el servicio de manera gratuita. A partir de ese día, la tarifa de uso del servicio será de entre 0,26 euros por minuto y 0,28 euros por minuto, según el tipo de modalidad de conducción seleccionada, y se facturará por segundos reales de utilización.

El servicio ofrece la opción de "pausarlo", lo que permite mantener la moto parada pero reservada a un precio muy reducido (0,05 euros por minuto) tanto dentro como fuera del área habilitada para el comienzo-final de los trayectos.

Servicio disponible durante 20 horas

Una vez efectuado el registro a través de la App de movilidad de Acciona o de la web los usuarios ven la localización exacta de las motos y pueden reservar la cerca. El usuario puede circular y parar el trayecto durante seis horas en cualquier parte de la ciudad, teniendo en cuento que para concluir el viaje deben hacerlo en las zonas habilitadas.

El servicio está disponible durante 20 horas al día, de las 6:00 a las 2:00 de la noche. Paralelamente el servicio cuenta con un centro de apoyo al usuario gratuito que funciona las 24 horas, para responder dudas e incidencias.

La recarga de las motos se lleva a cabo mediante la sustitución de las baterías por parte de un equipo de mantenimiento que emplea una flota de vehículos 100% eléctricos.