Joan Canadell, elegido nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona

Joan Canadell, elegido nuevo presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona

Empresas DESAFÍO SOBERANISTA

El presidente de la Cámara de Barcelona someterá a votación el apoyo a la "República catalana"

El nuevo presidente de la asociación empresarial también plantea someter a votación la declaración del Rey como persona 'non grata'.

Noticias relacionadas

El futuro presidente de la la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, confirmó los peores temores de buena parte de sus asociados. En unas declaraciones realizadas este domingo y recogidas por varios medios, indicó que trabajará junto con todo su equipo para ayudar a conseguir “la independencia lo más pronto posible”.

La candidatura Eines de País, apoyada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) confirma su hoja de ruta con la que ganó las elecciones con mayoría en la que se incluye el objetivo de intentar conseguir la "República catalana".

Un objetivo que sin embargo quiere cumplir tras consultarlo con sus asociados. “Una decisión de esta envergadura hay que consultarla a las bases. Sería imprudente no hacerlo”, dijo ayer Joan Canadell. Lo mismo quiere hacer en el caso de su posicionamiento ante la figura de Felipe VI al que quiere declarar persona ‘non grata’, tras obtener la aprobación de sus afiliados.

No obstante, parece difícil que cuente con el apoyo de grandes empresas representadas en la Cámara de Comercio de Barcelona como Abertis, Banco Sabadell, Banco Mediolanum, Caixabank, Criteria, Deloitte, Indra, Magma Disseny, Naturgy, PwC, Promotora Kasde, RACC, Damm y Sociedad General de Aguas de Barcelona.

Nuevos miembros del comité ejecutivo

De no ser así, Canadell dijo que tiene un plan alternativo. “Si recibimos el apoyo del empresariado trabajaremos activamente para lograr la república independiente y sino, lo haremos mediante formas más indirectas. Aceptaremos los resultados”, añadió Canadell, que ayer confirmó que dejará la presidencia a medio mandato en favor de Mònica Roca, que presidirá los dos últimos años de legislatura.

Mediante el Servicio de Estudios, Eines de País también quiere hacer informes sobre los efectos de la huida de sedes y depósitos, la viabilidad de la independencia y los costes de oportunidad de las inversiones que deberían haber llegado en Cataluña y no lo han hecho. La nueva Cámara también quiere que Cataluña se convierta en un país líder en generación de riqueza en Europa, apoyar a los autónomos, las microempresas y las pymes y animar a los ciudadanos a convertirse en empresarios.

Según anunció ayer Canadell, Eines de País anunciará los siete miembros restantes del nuevo comité ejecutivo de la Cámara este miércoles, día en el que también tienen previsto una reunión con el actual presidente, Miquel Valls. Calculan que el lunes 17 de junio será el día en el que se celebrará el pleno para constituir formalmente este órgano.

Críticas a sus asociados

Como ya contó EL ESPAÑOL, tras la elección de la lista indepe buena parte del establishment empresarial catalán que forma parte de la institución quedó en “en estado de shock”. Una mayoría 'indepe' que hace temer meses de alto voltaje en una organización que debe ayudar y representar a todos los empresarios. Frente a ellos, las compañías que hacen sus aportaciones.

Se trata de las empresas que han hecho aportaciones al presupuesto de la Cámara de Barcelona. Tienen asiento en el plenario ‘de pleno derecho’ según la ley, pero que ya han empezado a ver cómo son agraviadas y señaladas por haber cambiado sus sedes tras el 1-O; o contra las que se reclama boicot y la búsqueda de una alternativa catalana que impulse, por ejemplo, un sistema financiero en paralelo a Caixabank y Sabadell.