A LOS LEONES: Tony Jin Yong, CEO de Huawei y José María Orihuela, CEO de Duro Felguera.

A LOS LEONES: Tony Jin Yong, CEO de Huawei y José María Orihuela, CEO de Duro Felguera.

Empresas A LOS LEONES

A LOS LEONES: Tony Jin Yong (Huawei) y José María Orihuela (Duro Felguera)

Tony Jin Yong no logra contener el impacto de la crisis global de Huawei en España

En la que sea probablemente la peor semana de la historia para Huawei, sus representantes en España no lograron transmitir al mercado la tranquilidad necesaria para mitigar la crisis. El CEO de la compañía en nuestro país Tony Jin Yong ofreció declaraciones el miércoles en un foro organizado en Expansión, pero sin lograr convencer al sector.

El mismo día en el que Vodafone y BT en Reino Unido cancelaban sus pedidos de móviles 5G e importantes empresas de componentes suspendían su colaboración con la operadora china, en España Tony Jin Yong dijo que estaban "trabajando duro" y hablando con compañías, gobiernos y clientes para transmitirles "confianza", y que estaban recibiendo un feedback positivo.

"Nuestros negocios no se resentirán, pero esto está teniendo efectos negativos en los clientes, porque muchos no saben qué está pasando, ya que, para ser honestos, está habiendo malentendidos y mensajes engañosos", señaló. Declaraciones que no impidieron que las ventas de la operadora cayesen entre un 20% y un 50% en nuestro país y que cientos de pequeños comercios dejasen de confiar en la operadora.

Poco puede hacer el CEO de Huawei en España para detener la oleada de cancelaciones a nivel mundial, pero tampoco esta logrando tranquilizar al mercado local, ni han podido confirmar contratos que ya estaban en marcha en nuestro país. De hecho, Vodafone España indicó a este diario que agotará el plazo para confirmar -o descabalgar- a Huawei de su despliegue de 5G. Una dura carrera de pocas semanas en la que Tony Jin Yong deberá apurar el paso.

José María Orihuela obliga a la plantilla de Duro Felguera en Madrid a elegir entre susto o muerte

Duro Felguera sigue ajustando costes. La última decisión tomada por su consejero delegado, José María Orihuela, ha sido el cierre de la oficina de Madrid. Esto obligará a negociar el futuro de 260 trabajadores que tendrán que elegir entre cambiar de vida y marcharse a Asturias o irse al paro con la indemnización que les corresponda. 

Habrá que esperar hasta la primera reunión con los sindicatos para conocer qué ofrece la compañía, pero el malestar entre los sindicatos y los empleados es patente. Explican que hay gente que lleva 30 años en Duro Felguera trabajando en Madrid, y ahora les obligan a escoger entre susto o muerte. 

La situación de Duro Felguera es compleja. En el primer trimestre las pérdidas eran de un millón de euros, un retroceso del 93% respecto a los números rojos del año anterior, pero la contratación no acaba de mejorar. Las venta, en concreto, se redujeron en un 14%. Las medidas adoptadas por el equipo directivo deberían ayudar a mejorar las finanzas del grupo, pero parece que su futuro vuelve a estar en duda. 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
El logo del suavizante Mimosín.

Mimosín, el osito del suavizante que creó el diseñador de Espinete

Siguiente