Tienda de Vodafone en el centro de Madrid, en una imagen de archivo.

Tienda de Vodafone en el centro de Madrid, en una imagen de archivo. SCR

Empresas TELECOMUNICACIONES

Vodafone España agotará los plazos para decidir sobre el uso de Huawei en su despliegue 5G

La operadora indica que la guerra comercial y la directiva de EEUU no afectará su despliegue programado para este verano.

Noticias relacionadas

La inclusión de Huawei en la lista negra comercial de Estados Unidos ya está teniendo un gran impacto en Europa, a menos de una semana de que estallara el conflicto comercial. Al bloqueo de Google, que dejará de actualizar sus aplicaciones en los aparatos de la compañía china, se ha sumado el veto de importantes firmas de componentes y procesadores y de las primeras operadoras de telecomunicaciones.

Este miércoles, Vodafone y British Telecom decidieron suspender la utilización de los dispositivos móviles de la marca asiática en sus futuros despliegues de 5G en Reino Unido, uno nuevo golpe en la línea de flotación de Huawei, que semanas antes ya había sido confirmada por estas operadoras como uno de sus proveedores preferentes. La respuesta fue la misma: "Esperaremos hasta que Huawei tenga las certificaciones de seguridad necesarias".

Precisamente, ésta es una de las grandes incógnitas que planean en el sector en todo el mundo y en Vodafone España. La operadora ha sido la primera en anunciar un despliegue comercial de 5G para este verano y en el Mobile World Congress de este verano ya anunció que utilizarían móviles Huawei para el desembarco de la nueva tecnología en el mercado español. 

No obstante, muchas cosas han pasado en los últimos días, lo que ha hecho a Vodafone -y a todas las operadoras del mundo- replantearse sus acuerdos de colaboración. En el caso de la compañía británica, en España agotará los plazos para confirmar o descartar su colaboración en el despliegue 5G en nuestro país, según han indicado fuentes de la operadora a EL ESPAÑOL.

El despliegue 5G se mantiene inalterable

El caso español es distinto al británico, ya que allí su matriz se vio obligada a anunciar formalmente su despliegue y los operadores que utilizaría -Samsung, LG y Xiaomi- forzados por la carrera que ha puesto en marcha BT por el 5G. En el marco de esta disputa por llegar primeros, no es casualidad que las dos compañías anunciaran el mismo día con qué terminales enfrentarían la carrera por la nueva tecnología.

Por el contrario, en España Vodafone es la única compañía que ha puesto fecha a su despliegue comercial. Esto le ha llevado a anunciar en un plazo de dos semanas las ocho ciudades con desplieguesMadrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla, Málaga, Valencia, Vigo y A Coruña. Lo harán verano, aunque en el periodo más cercano a la segunda mitad, más tarde que su matriz en Reino Unido que lo hará a partir del 3 de julio.

Esto les permite tener una mayor holgura y esperar a que evolucionen los acontecimientos. "La situación cambia cada día", dicen fuentes de la compañía en España. Estados Unidos ha dado tres meses de prórroga a Huawei, tiempo en el que en las compañías de todo el mundo esperan que el fabricante chino presente pruebas para salir de la lista negra, lo que cambiaría totalmente el panorama, indican fuentes del sector.

En cualquier caso, lo que confirman desde Vodafone es que esta guerra comercial y la directiva estadounidense no afectarán en absoluto el cronograma de su despliegue comercial en España -entre julio y septiembre- que se mantiene inalterable y con perspectivas de sumar alguna otra ciudad a las ocho que ya han confirmado. 

Impacto en el coste de los terminales 5G

De esta manera, en Vodafone indican a este periódico que saldrán al mercado del 5G comercial con el mayor número de proveedores posibles y ,si es que se considera que Huawei no proporciona seguridad, señalan que hay suficientes opciones para tener una oferta competitiva. Al igual que su matriz, los otros partners con los que están trabajando son Xiaomi, LG y Samsung, los únicos junto a Huawei que han anunciado stock comercial de teléfonos 5G.

En cualquier caso, fuentes del mercado indican a este diario que no habrá un lanzamiento masivo de teléfonos con 5G de Vodafone. Estamos hablando de unos cuantos miles de terminales para usuarios más avanzados, con un sistema de cobertura mixto en el que el 4G sustituya al 5G, cuando éste no tenga cobertura fuera de las ciudades donde se haga el despliegue.

En este sentido, estas mismas fuentes indican que la no utilización de Huawei como proveedor podría tener un impacto directo en los usuarios. La compañía china tiene una gama de teléfonos 5G de precio mucho más accesible y por debajo de los 800 euros. Si es que Vodafone u otra operadora sale al mercado sin estos móviles, es probable que los terminales 5G a disposición de los usuarios se disparen por sobre los 1.000 euros.

¿Y las redes? En el caso de las redes de despliegue de 5G, Vodafone trabaja en España con Ericsson... y Huawei. No obstante, desde la operadora quitan hierro a este situación e indican que el despliegue de su primera red comercial no se verá afectado y que el soporte proporcionado por la marca china no estará impactada por el veto comercial. Cualquier impacto lo restringen sólo al uso de terminales.