Simulación de Madrid Nuevo Norte, con el nuevo skyline y zonas verdes.

Simulación de Madrid Nuevo Norte, con el nuevo skyline y zonas verdes.

Empresas

Temor en Distrito Castellana Norte a que tras el 26-M se modifique la Operación Chamartín

BBVA y San José inyectaron 22 millones de euros en el capital de la compañía hace unos meses y han invertido ya 170 millones. 

Noticias relacionadas

En las oficinas de Distrito Castellana Norte andan con la mosca detrás de la oreja. No ha sentado nada bien que el Ayuntamiento de Madrid, con el veto del PSOE, haya rechazado aprobar esta legislatura el proyecto de Madrid Nuevo Norte, la antigua Operación Chamartín. Creen que ha habido poca valentía política para aprobar un proyecto que lleva 25 años encima de la mesa y que está a punto de encarar la recta final. 

La posición oficial de la promotora del proyecto, Distrito Castellana Norte (DCN), sostiene que “confían en que los próximos equipos de Gobierno hagan de la aprobación del proyecto su prioridad”. Sin embargo, según ha podido conocer EL ESPAÑOL, existe un cierto temor a que el Ejecutivo municipal que salga de las urnas el próximo 26 de mayo tenga intenciones de retocar un proyecto que con Manuela Carmena ha logrado consenso político y social. 

Han sido las palabras de la edil socialista, Mercedes González, la que han puesto en guardia a los responsables del proyecto: “No pasa nada por tardar 25 años y cuatro meses más” y aprobarlo con “seguridad jurídica e incluso mejorándolo”. En concreto, apuntaba a la posibilidad de atribuir los suelos que corresponden al Ayuntamiento a un consorcio público e incrementar el porcentaje  de vivienda protegida. 

El vídeo promocional de Madrid Nuevo Norte

Unas modificaciones que son vistas con recelo por responsables de DCN con los que ha podido hablar EL ESPAÑOL. Cualquier modificación, explican, supondría volver a empezar desde cero ahora que todo el mundo está de acuerdo y, por tanto, sólo requiere el visto bueno del Ayuntamiento para seguir adelante. Los cambios, explican, requieren consenso político, volver a pedir la autorización de la Comunidad de Madrid, etc. 

Las fuentes consultadas confían en que pasadas las elecciones vuelva la normalidad y la operación salga adelante sin mucha más demora, aunque ya asumen que habrá que esperar otros cuatro meses -como mínimo-. Lamentan también que la Comunidad no hubiera enviado una semana antes el informe medioambiental, aunque reconocen que ha sido ágil puesto que tenía cuatro meses que empezaron a contar el pasado 21 de marzo. 

El revés ha provocado que las acciones de la constructora San José se resientan en bolsa. Distrito Castellana Norte es su gran proyecto para los próximos años, por lo que sus títulos cerraron la sesión de este martes con una caída superior al 8% en bolsa. No así las del otro gran accionista de la promotora, BBVA, que lo hicieron un avance cercano al punto porcentual. 

El proyecto

Ambas compañías inyectaron 22 millones de euros a la empresa el pasado mes de abril, según informó Idealista, con lo que ya se han destinado casi 170 millones a poner en marcha el proyecto que debe acabar con la ‘brecha’ que rompe el norte de Madrid. 

El proyecto de Madrid Nuevo Norte se presentaba el pasado mes de julio tras el acuerdo alcanzado entre DCN y el Ministerio de Fomento. Contempla una edificabilidad de 2,6 millones de metros cuadrados en los que se construirán unas 10.500 viviendas. Una cantidad que es un 20% inferior a la prevista inicialmente. Además, 2.100 casas tendrán carácter protegido y existe la obligatoriedad de ceder suelo al Ayuntamiento de Madrid para la construcción de viviendas de alquiler social.