Huawei.

Huawei.

Empresas GUERRA COMERCIAL

Las tecnológicas temen un boicot de empresas y consumidores chinos tras el veto de Google a Huawei

Hay miedo a que los fabricantes dejen de enviar componentes a empresas occidentales y a que el mercado chino bloquee a compañías como Apple

La guerra comercial no ha hecho más que comenzar. El jueves pasado el gobierno de Donald Trump incluyó de forma oficial a Huawei en su lista negra comercial y tres días después Google confirmó que veta al fabricante chino como socio tecnológico. A lo largo de este lunes le han seguido Intel, Qualcomm, Broadcom, Infineon Technologies, Micron Technology, Western Digital y Lumentum, lo que ha generado un verdadero terremoto para la compañía china.

Si Huawei desaparece como un actor del mercado, las consecuencias para el negocio de los móviles y de las redes podrían ser insospechadas, aunque para las empresas tecnológicas, fabricantes y empresas de telecomunicaciones occidentales el verdadero temor no es el impacto que podría causar en su negocio la salida de Huawei, sino un eventual veto de empresas y consumidores chinos a productos occidentales.

Diferentes tecnológicas que operan en España han confirmado a EL ESPAÑOL este extremo y el temor que hay en el sector a un veto de consumidores y empresas chinas de componentes. No obstante, advierten que todavía es pronto para hacer valoraciones y especulaciones y llaman a la calma a la espera de que los acontecimientos se vayan desarrollando.

Un veto que ya se viene insinuando desde hace meses al calor de las amenazas de Donald Trump y que cerraría la puerta a las empresas occidentales de un mercado de más de mil millones de potenciales consumidores de la segunda economía del mundo y con un promedio de crecimiento anual de casi el 10% en los últimos 38 años.

En este punto, la empresa más señalada ha sido Apple. Desde diferentes sectores de China se ha señalado al gigante estadounidense (recientemente desplazado por Huawei como el segundo fabricante de teléfonos del mundo) y, este lunes, los analistas ya apuntaron a un posible boicot contra Apple en China, un mercado clave para el gigante estadounidense. 

Impacto en bolsa para las tecnológicas

Las firmas de inversión destacan en especial un mensaje publicado a través de Twitter por parte del máximo responsable del diario chino Global Times, especializado en temas internacionales y dependiente del Partido Comunista chino, que pedía un veto a Apple. De esta manera, la cotización de esta compañía se dejaba más de un 3,3% en media sesión de Wall Street, perdiendo poco menos de 20.000 millones de dólares de capitalización bursátil en un solo día.

En este contexto de un posible boicot de consumidores chinos en respuesta al “agravio” a Huawei, las tecnológicas han presentado caídas en su cotización en todas las bolsas del mundo. Durante el lunes bajaron con fuerza empresas como Infineon  (en la Bolsa de Fráncfort), Intel, Micron Technology, Qualcomm o ST Microelectronics (en la Bolsa de París). Por el contrario, subieron las acciones de otros fabricantes de teléfonos móviles, como Nokia o Ericsson.

Pero el boicot no solo afectaría a la venta de fabricantes o el comercio de las tecnológicas con China, también se extendería a los fabricantes de componentes. China es uno de los principales suministradores de Apple, telecos y empresas de tecnologías europeas y, en el caso del gigante estadounidense, sus productos se ensamblan en el país asiático

Boicot de empresas de componentes

En diciembre, empresas chinas que ensamblan teléfonos de Huawei informaron que darían prioridad a componentes chinos e incluso sancionarán a empleados que adquieran artículos de Apple. Menpad, proveedor de componentes para teléfonos inteligentes con sede en la ciudad de Shenzhen, informó que dará prioridad a los componentes de Huawei.

Chengdu RYD Information Technology Company, con sede en Sichuan, hizo público que todos los componentes de sus equipos provendrán de Huawei; además anunció subsidios para sus empleados que compren equipos de la empresa local.

Apelando al patriotismo, muchas compañías han pedido a sus trabajadores usar de manera preferente componentes de Huawei y dar subsidios a los empleados para comprar artículos de esta empresa se extiende en las empresas tecnológicas chinas. Del mismo modo, la Cámara de Comercio de Sichuan pidió hace unas semanas a todos sus afiliados a unirse al boicot a los productos de Apple.