Fachada de una tienda de Vodafone , en una imagen de archivo.

Fachada de una tienda de Vodafone , en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Vodafone España reduce a menos de la mitad su paga por objetivos del curso 2018-2019

La operadora homologa la paga por objetivos en una ponderación del 70% para los objetivos de España y del 30% para los globales.

Vodafone España comunicó el viernes a su plantilla el porcentaje de consecución de objetivos que asignará la compañía para hacer efectiva su paga por objetivos. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, el CEO de la operadora Antonio Coimbra confirmó a la plantilla un 44,5% de consecución, lo que significa que cada trabajador cobrará el 44,5% de su salario en esta paga.

Dicho de otro modo, por cada 1.000 euros que podría haber cobrado cada trabajador recibirán solo 445 euros. Esta medida no afecta a los trabajadores de Vodafone Global, empleados contratados en España pero que trabajan para la central en Reino Unido. Este colectivo que se estima en un 10% de la actual plantilla recibirá el 87,8% de su salario en la paga por objetivos. 

Estos cálculos se han realizado en base una ponderación del 70% para los objetivos de España y del 30% para los globales. En años anteriores al cálculo ha sido de 90% al 10% para las bandas bajas, pero en esta oportunidad la empresa ha querido homologar las proporciones para objetivos. Es así que para sucesivos años, los pesos para el cálculo en todas las bandas van a ser el mismo para todos: objetivos de España ponderan un 70% y los de grupo un 30%.

Caída del 5,5% en sus ingresos

Sindicatos de Vodafone España han criticado el cálculo de este bono por objetivos indicando que rebajar la paga no es una buena señal en una empresa que acaba de ejecutar un ERE que se cerró en 916 salidas, de las cuales 496 (el 54% del total) han pedido la baja voluntaria y otras 420 han sido forzosas. 

Según el sindicato STC, “existe cada vez una mayor sensación entre la plantilla de Vodafone que algunas decisiones tomadas por la Dirección no son las más adecuadas para el desarrollo de la compañía, que falta autocrítica y asunción de responsabilidades y que no se está corrigiendo suficientemente los problemas que han llevado a Vodafone España a un ERE, a las dificultades de conseguir los incentivos comerciales y los resultados de STIP que ahora comunican”.

Vodafone presentó la semana pasada sus resultados del curso fiscal 2018-2019, que comenzó en abril y terminó en marzo, con unas pérdidas operativas netas (ebit) de 170 millones de euros frente a un beneficio operativo neto de 163 millones. Después de un curso en el que intentó mitigar el impacto de la guerra del fútbol y la guerra comercial del bajo coste, la operadora redujo sus ingresos un 5,5%.

Nueva oferta comercial de Vodafone

La teleco facturó hasta marzo de 2019, 4.688 millones de euros, mientras que los ingresos por servicio -el grueso de su actividad- alcanzaron los 4.275 millones de euros en el conjunto del año fiscal, un 6,4% menos que en el anterior en términos orgánicos (un 5,3% excluyendo el impacto de las tarifas de terminación móvil). En el último trimestre los ingresos por servicio cayeron un 8,9% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 1.014 millones.

En este 2019 y después de la ejecución de ERE, Vodafone ha reestructurado completamente su oferta comercial con tarifas de datos ilimitados para móviles y una nueva oferta comercial de su televisión. Una nueva propuesta que busca posicionar a la compañía en el segmento del bajo costre, sin dejar de lado al cliente de alto valor. 

En la valoración de los resultados Coimbra indicó que las tarifas “ilimitables” estaban teniendo una nueva acogida y aprovechó para anunciar el despliegue de 5G en cinco ciudades en verano. "Mi sentimiento personal es que todo el mercado estará con tarifas ilimitadas de datos como ha pasado con la voz y el 5G lo va a permitir", indicó.