El Banco Central Europeo (BCE) ha dado luz verde a Bankinter para hacerse con Evo Banco. El regulador ha emitido ya las autorizaciones a la venta del grupo Apollo a la entidad que lidera María Dolores Dancausa, por lo que la operación se hará efectiva el próximo 31 de mayo. Es decir, que a partir de junio Evo Banco quedará en manos del banco español. 

Noticias relacionadas

Así lo han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes sindicales, quienes explican que la entidad ya está comunicando a los trabajadores de Evo Banco que los trámites regulatorios han terminado. De este modo, las nóminas de mayo serán las últimas que abone el fondo Apollo y, a partir de entonces, será Bankinter quien tenga que ocuparse de toda la gestión del banco por Internet.

Fuentes de la entidad han explicado que no van a hacer comentarios ya que la operación todavía no se ha cerrado, algo que esperan lograr en las próximas semanas.  

Tal y como explicó Dancausa en la última presentación de resultados de Bankinter, el consejero delegado de Evo, Enrique Tellado, se mantendrá al frente de la entidad. Con él, presumiblemente, seguirá buena parte del equipo que le ha acompañado hasta el momento. Al menos, es el pensamiento generalizado entre los empleados del banco por internet, quienes explican que en los servicios centrales las reuniones se han multiplicado en las últimas semanas. 

Además del negocio en España de Evo Banco, la entidad de María Dolores Dancausa se hará cargo también de Avant Card, la financiera de consumo que opera en Irlanda y que también pertenece a Apollo.  

Operación 'lifting'

Bankinter quiere acelerar su transformación digital con la ayuda de Evo Banco, cuyo control tendrá en las próximas semanas. El objetivo es hacer un lifting al banco que lidera María Dolores Dancausa, para atraer a nuevos y jóvenes clientes. Ahora bien, tendrá que darle un chute comercial porque en el último año la actividad comercial de Evo se ha ralentizado. 

Tal y como ha contado EL ESPAÑOL, los datos de la Asociación Española de Banca (AEB) muestran cómo los depósitos del banco que dirige Enrique Tellado se estancaron en 2018. Al cierre del ejercicio tenía 3.409 millones de euros, lo que supone un retroceso del 0,5% respecto al mes de enero. Una situación que es algo más acusada en el caso del crédito. Según los datos, en diciembre cerraba con 2.561 millones de euros concedidos, frente a los 2.596 millones del inicio del año. 

Está por ver qué ocurrirá con Evo Finance cuyo futuro es todavía incierto. El fondo de inversión se comprometió a mantener su actividad, aunque todas las opciones ahora apuntan a una venta en el corto plazo. Se desconoce, por el momento, cuál será la marca con la que mantendrá su operativa, así como quién formará parte de su equipo directivo.