Jeremy Corbyn espera a dar un discurso electoral

Jeremy Corbyn espera a dar un discurso electoral Reuters

Empresas

Corbyn planea nacionalizar la joya de la corona británica de Iberdrola si es presidente

Pretende estatalizar una serie de redes que aportaron más de la mitad de los beneficios de Scottish Power, filial británica de la española, durante 2018.

El Reino Unido no deja de ocasionar sobresaltos a las empresas españolas. Tras años angustiadas por el efecto que el brexit puede tener en sus cuentas de resultados ahora, puede llegar el turno de medidas políticas impensables hace unos años. Jeremy Corbyn, líder del partido laborista, va a presentar un plan que persigue tomar el control de las redes de energía de Gran Bretaña.

Una medida que impactaría directamente contra los intereses de Iberdrola ya que más de la mitad del beneficio operativo que obtuvo su filial Scottish Power durante 2018 provino de la actividad de redes de transporte y distribución, activos que Corbyn quiere privatizar.

El plan de Corbyn contemplaría compensar a los propietarios de estas redes con bonos del Tesoro. Según un documento filtrado del Partido Laborista al que ha tenido acceso The Telegraph, el plan valoraría las redes energéticas del país en 62.000 millones de libras, un precio inferior al del mercado.

La medida estaría respaldada por el argumento de que las privatizaciones han generado grandes ganancias a las empresas que las gestionan estas redes debido al cobro de supuestos sobreprecios a los usuarios británicos.

Del mismo modo, los laboristas consideran que las compañías que controlan estas redes no están realizando una inversión suficiente en las infraestructuras, ni han realizado los planes necesarios para adaptarlas al nuevo contexto dominado por las energías renovables.

La medida que se prepara en el sector energético está en línea con otros planes de nacionalizaciones que el líder laborista ya ha ido anunciando. Entre ellos destacan el servicio de correos, algunos servicios de ferrocarriles o el servicio de distribución de agua. 

Venta de activos en el Reino Unido

Iberdrola cerró a finales del pasado año la venta de los activos de generación convencional de su filial británica, Scottish Power Generation, a Dax Group por 800 millones. Scottish Power Generation, pata del negocio de Iberdrola en Reino Unido que agrupa la generación convencional, cuenta con una capacidad instalada de generación convencional de 2.566 megavatios (MW).

Con la venta de estos activos (sobre todo plantas de ciclo combinado de gas) y tras haber cerrado en los últimos años las centrales de carbón en Reino Unido, Iberdrola se convirtió en la primera energética integrada del país en ser 100% renovable

Sin carbón y sin generación convencional, Scottish Power ha centrado su negocio desde esta venta en la generación eólica y pondrá también el foco en la comercialización. Un negocio que ahora podría estar en peligro si los planes de Corbyn salen adelante.