Talgo ha conseguido un beneficio neto de 7,1 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 70% respecto a los 4,2 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. 

Noticias relacionadas

La compañía registró una cifra de negocio de 87,1 millones de euros hasta marzo de 2019, frente a los 85,2 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Este incremento del 2,2% está en línea con el momento actual en el que se encuentra la compañía, que ejecuta las primeras fases y últimas fases de los proyectos en marcha e incorpora progresivamente nuevos proyectos a su cartera de pedidos.

El beneficio de explotación antes de amortización ajustado alcanzó los 15,9 millones de euros en el primer trimestre de 2019, similar a los 15,8 millones en 2018. Este ascenso es debido principalmente a los menores costes de depreciación y amortización, así como a los menores costes financieros registrados, tras la reciente refinanciación de la deuda destinada a reducir los tipos de interés e incrementar los plazos de vencimiento de la deuda a largo plazo de la compañía.

La cifra neta de negocio y los márgenes operativos de Talgo dependen de las fases de ejecución de los proyectos de fabricación y de los proyectos mantenimiento. En el primer trimestre de 2019, los resultados de Talgo reflejan la continua actividad de fabricación, principalmente, de los proyectos nacionales, como el Talgo Avril de Renfe (fabricación de 30 trenes y mantenimiento durante 30 años) y la reconversión de trenes hotel serie 7 en composiciones de muy alta velocidad.

En lo que tiene que ver a la carga de trabajo de proyectos internacionales destaca la fabricación de hasta 23 trenes de larga distancia para el operador europeo Deutsche Bahn, que se encuentra en una primera fase de ingeniería, y el de remodelación de los coches del metro de Los Ángeles en Estados Unidos.

Asimismo, han contribuido a impulsar la facturación del trimestre la finalización de proyectos internacionales como el de Arabia Saudí, y una sólida y recurrente actividad de mantenimiento, así como a la comercialización de equipos de mantenimiento.

Nuevos proyectos 

Los nuevos pedidos de Talgo en el primer trimestre de 2019 ascendieron a 550 millones de euros, representados principalmente por el proyecto de Deutsche Bahn, firmado en febrero de 2019, que incluye la fabricación de 23 trenes.

Además, Talgo ha registrado recientemente contratos adicionales: la adjudicación de la empresa estatal de ferrocarriles egipcia ENR de un proyecto para la fabricación de seis trenes y su mantenimiento durante ocho años por un valor total de 158 millones de euros; y la adjudicación de un contrato para reconstruir hasta 121 vehículos ferroviarios por 138,9 millones de dólares para la Southern California Regional Rail Authority (SCRRA) en joint venture con la empresa Systra.

Actualmente, Talgo participa en más de 20 oportunidades comerciales que espera serán adjudicadas en el corto y medio plazo, por un valor aproximado de 6.700 millones de euros.

Las licitaciones identificadas abarcan principalmente el segmento de muy alta velocidad (proyecto de HS2 en Reino Unido), así como el de cercanías y regionales, en mercados como Europa, Oriente Medio y el norte de África. De estos, destacan especialmente las oportunidades de contratos en el mercado español.

Previsiones para 2019

Talgo ha actualizado sus previsiones anuales de 2019. De cara al próximo año fiscal, la compañía prevé un crecimiento significativo de dos dígitos en la cifra de negocio, como resultado del avance de la actividad industrial en los proyectos en los que se encuentra inmersos actualmente, principalmente liderado por el proyecto de alta velocidad de Renfe.

Además, espera un desempeño exitoso de mantenimiento en todos los proyectos. En términos de rentabilidad, la compañía prevé mantener el objetivo de margen Ebitda en el entorno del 18% para el ejercicio.

Del mismo modo, Talgo trabaja en ampliar la presencia comercial a nivel geográfico, que, junto con la diversificación de la cartera de productos, se espera contribuya a la consecución de nuevos proyectos en 2019 y en los próximos años. Además de la actual cartera de pedidos, la compañía monitoriza activamente más de 45 oportunidades a largo plazo con un valor aproximado de 12.000 millones de euros.