Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la junta general de accionistas de 2019.

Florentino Pérez, presidente de ACS, durante la junta general de accionistas de 2019.

Empresas

El beneficio de ACS llega a los 282 millones de euros hasta marzo, un 12,9% más que en 2018

La cartera de pedidos de la compañía se sitúa en 75.399 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,1% en comparación al año pasado.

Noticias relacionadas

ACS lejos de frenar, acelera. La compañía ha conseguido un beneficio neto atribuible de 282 millones de euros durante el primer trimestre de 2019. Unos datos que suponen un aumento del 12,9% si se comparan a los cosechados durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas de la compañía presidida por Florentino Pérez han alcanzado los 9.263 millones de euros en este mismo periodo, lo que supone un incremento del 6,8% y del 4,0% ajustado por la variación del tipo de cambio. Los mercados norteamericano, australiano y español han mostrado importantes crecimientos para la compañía en este periodo.

La distribución geográfica de las ventas señala que América del Norte sigue siendo el principal mercado de ACS con un 45% de las ventas. Desde Europa llegan un 22%, Australia un 19%, Asia un 6%, América del Sur un 7% y África el restante 1%. Las ventas en España suponen un 17% del total de los ingresos de la empresa.

El beneficio del área de infraestructuras, que engloba construcción y Abertis, crece un 26,9% tras la incorporación de la concesionaria en junio de 2018. En concreto, Abertis ha aportado 43 millones de euros al beneficio. La división de infraestructuras ha conseguido mejorar su comportamiento a pesar de la disminución en la participación de ACS en el accionariado de Hochtief desde el 72% al 50% en este periodo, tras la venta realizada a la italiana Atlantia en el cuarto trimestre de 2018.

La actividad en las autopistas de Abertis presentó una evolución positiva durante el primer trimestre del año, gracias a los sólidos incrementos de tráfico registrados en España, Francia, Chile, Brasil e Italia.

De esta cantidad lo aportado por Abertis, 32 millones corresponden a la participación directa de ACS y los 11 millones restantes, a la participación indirecta a través de Hochtief, una vez deducidos los intereses minoritarios.

Por su parte, el beneficio neto del área de servicios industriales creció un 3,5%, apoyado en el repunte de las inversiones en energías renovables del mercado español.

Además, el beneficio neto de servicios alcanzó los 9 millones de euros, un 12,1% más que durante el ejercicio anterior.

Aumento del 13% en la cartera de pedidos

En lo que tiene que ver con la carga de trabajo futura de la empresa también llegan buenas noticias. La cartera a cierre del trimestre se sitúa en 75.399 millones de euros, lo que supone un incremento del 13,1% y un 8,8% ajustado por el tipo de cambio respecto a 2018.

Destaca la evolución del mercado norteamericano, tanto en Estados Unidos como en Canadá, con tasas de crecimiento superiores al 25% y el 20% respectivamente. La distribución geográfica de la cartera es similar a las ventas actuales.

ACS presenta al cierre del primer trimestre de 2019 un saldo de deuda neta de 897 millones de euros, aumentando en 538 millones de euros en 12 meses debido al incremento de la adquisición de Abertis completada a finales del 2018, al aumento de la inversión en proyectos concesionales y la mayor remuneración al accionista.

De hecho, las inversiones netas totales de ACS en el primer trimestre de 2019 han ascendido a 544 millones de euros, multiplicándose por tres veces respecto al mismo periodo del año anterior.

Las inversiones operativas netas han ascendido a un total de 142 millones de euros y corresponden en gran parte a la adquisición de maquinaria para los diversos proyectos del grupo en minería, obra civil e instalaciones industriales.