José Antonio Fernández Gallar, CEO de OHL.

José Antonio Fernández Gallar, CEO de OHL. EFE EFE

Empresas

La venta de Canalejas, un bombón envenenado para OHL por el corte de la línea 2 de Metro

EL DESASTRE DE OHL. La constructora abre la puerta a vender su participación en Canalejas a partir de 2020.

Noticias relacionadas

OHL sigue sin encontrar el rumbo. La constructora ha cosechado unas pérdidas en los tres primeros meses de 2019 de 7,7 millones de euros. Un periodo en el que la empresa consiguió unas ventas de 648,7 millones, un 3,3% inferiores a las registradas en el mismo periodo del ejercicio 2018. El 68,1% de esta cifra de negocio se ha realizado en el exterior, frente al 75,2% del mismo periodo del ejercicio 2018. 

Además de la presentación de resultados, OHL ha abierto la puerta a vender en 2020 su participación del 50% en el complejo Canalejas, proyecto residencial y comercial de lujo situado en el corazón de Madrid, una vez que se ponga en servicio a finales de este año 2019.

La participación actual de la constructora en el proyecto es la resultante tras la compra el pasado año el 32,5% que tenía el Grupo Villar Mir. Su socio en el 50% restante del complejo es el empresario israelí Mark Scheinberg, fundador de la firma de póker online 'Poker Stars'.

En lo que tiene que ver con los resultados, a 31 de marzo de 2019 la cartera de pedidos de OHL alcanzó los 5.557,9 millones de euros, un 8,8% inferior a la registrada el 31 de diciembre de 2018. El 96,0% de la cartera total corresponde a contratos de ejecución a corto plazo y el restante 4% son contratos a largo plazo.

Concretamente, la cartera a corto plazo asciende a 5.336,4 millones de euros, lo que supone aproximadamente 22,3 meses de venta. De la totalidad de esta cartera a corto plazo un 88,4% corresponde a la división de construcción. 

Estos datos indican que, pese a los ajustes realizados durante 2018, OHL no ha conseguido ni sumar beneficios en el primer trimestre del año ni aumentar su cartera de pedidos. Dos de los principales objetivos que necesita alcanzar la compañía lo antes posible.

La reducción de la cartera se ha visto afectada por los problemas que OHL está teniendo con Aleatica, la empresa resultante de la venta de OHL Concesiones. Aleatica comunicó su decisión de rescindir los contratos de construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco de México y de la vía Río Magdalena de Colombia.

En ambos casos, la construcción dependía de OHL y la decisión resta unos 500 millones de euros a la cartera de la empresa dirigida por José Antonio Fernández Gallar.

La liquidez total del grupo se sitúa en los 905,9 millones de euros, siendo la liquidez disponible con recurso de 901,0 millones de euros a 31 de marzo de 2019. Esta cantidad incluye 140 millones de euros depositados como garantía de la línea de avales dispuesta en relación con la Financiación Sindicada Multiproducto. 

Un 2018 para olvidar

Este resultado se suma al mal comportamiento que la constructora tuvo en 2018. OHL firmó pérdidas valoradas en 1.529,8 millones de euros durante 2018. Este resultados supone multiplicar el mal comportamiento del ejercicio 2017 en el que cerró con 12 millones de pérdidas.

Durante el último trimestre de 2018, OHL sumó 194 millones adicionales a sus pérdidas de 1.335 millones cosechadas durante los nueve primeros meses del año. 

A nivel operativo, la cuenta de resultados del pasado ejercicio presentó una cifra de ventas de 2.954,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 6,9% respecto al mismo periodo del año anterior, afectado principalmente por una menor actividad en las divisiones de construcción e industrial.