Empresas

ACS presenta a los accionistas su estrategia como líder mundial en ingeniería y construcción

Crece en Norteamérica, Europa y Australia con las últimas adjudicaciones y redobla su apuesta por las renovables.

Noticias relacionadas

El grupo ACS se consolida como la mayor empresa internacional de ingeniería y construcción del mundo, así como una de las más rentables, gracias a las nuevas adjudicaciones de los últimos meses, que consolidan su posición en mercados estratégicos. Sin embargo, su visión de negocio se amplía, a medida que la economía mundial se dirige hacia energías más limpias y sostenibles utilizando las últimas tecnologías. En este contexto nace Zero-E, la filial que aglutina todos los proyectos relacionados con energía renovables que tiene en cartera la empresa.

Actualmente, hay 17 proyectos en marcha en nueve países que suman unos activos de 1.341 MW entre plantas fotovoltaicas, termosolares, parques eólicos e hidroeléctricas. Zero-E prevé triplicar esta potencia hasta los 4.500 MW para 2022, según adelantó la propia firma, e incluso desarrollar 5.200 MW desde 2023.

Una de las claves que ayudarán a esta expansión de Zero-E es la sinergia, ya que en su desarrollo se beneficiará de todos los recursos de la constructora a nivel tecnológico y de innovación, lo que permitirá desarrollar su plan de negocio e incluso ampliar su alcance.

Además de las instalaciones de generación de energía, el porfolio de la filial incluye 445 kilómetros de líneas de transmisión de potencia y plantas desaladoras con capacidad para potabilizar 286.000 metros cúbicos al día.

Crecimiento del 14,1%

Mientras prepara el futuro, ACS sigue construyendo y consolidando su papel protagonista en el sector. En este sentido, 2018 se constituyó en un año clave, ya que la firma cumplió sus objetivos de crecimiento, rentabilidad y solidez financiera, al tiempo que completó la OPA sobre Abertis. Estas circunstancias quedaron refrendadas en sus cuentas, que señalan un crecimiento respecto al año anterior del 14,1% gracias a un beneficio neto de 915 millones de euros.

Uno de los pilares de esta posición es su capacidad de inversión, que se centra en mercados estratégicos por su potencial económico y de crecimiento, que ha llevado el nombre de ACS a obras de todos los continentes. Esta posición de liderazgo se traduce en 91 activos concesionales en cartera, de los que cerca del 75% se hallan actualmente en explotación. En el ámbito de las infraestructuras energéticas, el Grupo ACS también mantiene una posición competitiva, ya que mantiene medio centenar de activos.

En los primeros meses de 2019, el número de adjudicaciones logradas por ACS ha crecido, y mantiene su papel protagonista en la construcción de infraestructuras. Estos proyectos contribuyen a que el crecimiento neto del Grupo para este año se espere también mayor del 10%, con un beneficio esperado que supere los 1.000 millones de euros.

Estas nuevas incorporaciones a la cartera de proyectos del Grupo confirman su apuesta por los mercados de América del Norte, Australia, y Europa, principales ámbitos de operación en la actualidad y... en el futuro. A día de hoy, estos tres escenarios copan el 46%, 20% y 10% de las ventas, respectivamente.

Estados Unidos: el mercado que más crece

Hampton Roads, en Virginia.

Hampton Roads, en Virginia.

En Estados Unidos, ACS se adjudicó el pasado mes de febrero el proyecto para el nuevo túnel de las Hampton Roads, en Virginia, por un valor de 3.000 millones de euros. Esta obra, que aúna lo práctico con lo icónico, incluye un nuevo cruce de la bahía de 6,3 km a través de túnel y viaductos en una vía casi paralela a la actual y que permitirá ampliar la capacidad para el tráfico rodado en la zona. 

Además, recientemente, la empresa recibía, a través de Prince Contracting, subsidiaria de Dragados, el proyecto por el cual desarrollará la ampliación de la autopista I-95 en el estado de Florida. El pliego, que tiene un valor de 132 millones de euros, incluye el diseño y la construcción del tramo de 46,7 kilómetros que conectará Stirling Road hasta Liton Bulevar. Se trata, además, de la tercera sección de la vía que se adjudica al Grupo ACS, sumando los tres proyectos 366 millones de euros.

En Norteamérica, ACS también tendrá presencia en Canadá. En este caso, a través de su filial Dragados, que se adjudicó en enero su primer gran proyecto portuario en el continente: el de diseño y construcción de la ampliación de la terminal de contenedores para la autoridad portuaria de Vancouver Fraser en British Columbia. La reforma permitirá ampliar la capacidad operativa y un mejor desarrollo de las vías para mover mercancías.

Europa: alta velocidad inglesa

En Europa, más allá del mercado español, algunas de las actuaciones más importantes del Grupo ACS se dan en Reino Unido. En Londres, participa en la construcción de la nueva estación de alta velocidad y de metro de Euston. El proyecto, de 2.000 millones de euros, es vital para el futuro de las infraestructuras del país, ya que forma parte de su nueva red de alta velocidad.

Proyección del interior de la futura estación de alta velocidad de Euston, en Londres.

Proyección del interior de la futura estación de alta velocidad de Euston, en Londres.

Esta red, que conectará ocho de las diez ciudades más grandes de Gran Bretaña, constituye uno de los proyectos ferroviarios más grandes de su historia.

El año 2019 de ACS empezó igualmente con una noticia relacionada con Inglaterra, ya que a principios de enero se cerró la compra de un 25% adicional de la ruta A-13 de Londres, a través de su filial Iridum Concesiones, lo que eleva su participación en el consorcio que gestiona la vía hasta el 75%.

Australia: impulso al transporte urbano

El mercado australiano también es vital en la estrategia del grupo. ACS ha ganado varias adjudicaciones que consolidan su posición en el país-continente. Aunque muchas de estas obras tienen que ver con infraestructura relacionada con energía, de mantenimiento, de servicios o de logística, los proyectos en el ámbito de los transportes son los más importantes.

Concepto de una de las estaciones del proyecto Cross River Rail.

Concepto de una de las estaciones del proyecto Cross River Rail.

Hay dos reseñables. El primero es el contrato a través del cual llevará a cabo el diseño, construcción y mantenimiento de la nueva red de transporte regional ferroviario en el área metropolitana de Sídney, por un valor de 760 millones de euros.

El segundo se ubica en Brisbane, donde el Grupo ACS tendrá la responsabilidad de construir la nueva línea de metro de la ciudad. Este nuevo eje de 10 kilómetros de longitud, denominado 'Cross River Rail', incluye la puesta en marcha y el mantenimiento de un túnel bajo el río de la ciudad de casi seis kilómetros, y seis estaciones, cuatro subterráneas y dos en superficie. El valor del contrato alcanza los 3.400 millones. Es la mayor inversión en infraestructuras en la historia del estado de Queensland y uno de los más potentes a nivel nacional que se acometerán en los próximos años.

La junta de accionistas de ACS votará hoy la reelección por cuatro años de doce de sus dieciocho consejeros, entre ellos el presidente, Florentino Pérez. El directivo asumió la Presidencia en 1997, con lo que al final de su nuevo mandato sumará 26 años en el cargo.