Luis Rubiales durante la Asamblea.

Luis Rubiales durante la Asamblea.

Empresas DERECHOS DEPORTIVOS

Mediapro recurre ante Competencia el veto de Luis Rubiales en la final de la Copa del Rey

Jaume Roures ya denunció a la RFEF por no cumplir los principios de transparencia y no discriminación en sus contrataciones.

La disputa entre Mediapro y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, llega nuevamente a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Según ha confirmado EL ESPAÑOL, el grupo fundado por Jaume Roures ha recurrido ante el regulador la decisión de Rubiales de excluirles del concurso de los derechos audiovisuales de la final de la Copa del Rey.

Esta semana la RFEF informó que Atresmedia, Mediaset y RTVE habían pasado a la segunda etapa en el concurso de venta de los derechos audiovisuales de la final del 25 de mayo, entre el FC Barcelona y el Valencia y confirmó que Mediapro quedaba excluida del proceso porque no cumplía con uno de los requisitos establecidos en los pliego, el no haber sido “sancionada penalmente o haya reconocido su responsabilidad penal o la de sus directivos” en delitos asociados a la corrupción que en su día afectaron a la FIFA.

Una resolución que sigue la línea de las declaraciones de Luis Rubiales y que generaron un duro comunicado de Mediapro anunciando una querella contra el propio Rubiales y acciones legales contra la Federación. Mediapro ya denunció hace unas semanas la actuación de la RFEF ante la CNMC “por no cumplir los principios de transparencia y no discriminación en sus contrataciones”. En concreto, esta denuncia se planteó porque la RFEF les excluyó de su concurso para agencia de derechos internacionales.

De esta manera, según ha confirmado este periódico con fuentes de la compañía, el equipo jurídico de Mediapro amplió el miércoles esta denuncia ya presentada ante el regulador, esta vez aportando nuevos datos y agravantes, en este caso la exclusión del concurso de la final de la Copa del Rey. Paralelamente, trabajan en la querella por injurias contra Rubiales, que será presentada en los próximos días. 

Declaraciones "ofensivas e infundadas"

Desde Mediapro se considera que las acusaciones y el veto de Rubiales no tiene base jurídica ni legal. Hace dos semanas ya indicaron que sus afirmaciones “son falsas”, puesto que el pasado 11 de abril “ya se le informó por escrito que ni Mediapro, ni Imagina Media Audiovisual, sociedad matriz del grupo, han sido condenadas por delitos de soborno, fraude o similares en ninguno de los países donde desarrollan su actividad".

La compañía de Jaume Roures calificó las declaraciones de Rubiales como "ofensivas, infundadas e impropias de un presidente" de la RFEF. "Mediapro opera en el mercado de los derechos con numerosos agentes habiendo obtenido, por ejemplo, de la FIFA los derechos del Mundial 2022 para el mercado español, lo que contrastaría enormemente con la posición que la RFEF por boca de su presidente dice haber adoptado", dijeron.

De esta manera, fuentes del sector achacan este veto a una decisión meramente personal de Rubiales impulsada por su guerra contra el presidente de laLiga Javier Tebas, a su vez muy cercano a Jaume Roures. De hecho, esta misma semana se conoció que Mediapro resultó adjudicataria del partido en abierto y dos encuentros de segunda división del campeonato español.