El túnel de Recoletos, una de las principales arterias ferroviarias de la ciudad de Madrid estará cerrado entre los meses de junio y noviembre de 2019 debido a la necesidad de realizar una profunda reforma integral de la infraestructura. 

Noticias relacionadas

Durante los meses que durarán las obras, se verán afectados los 470 trenes de Cercanías que dan servicio a 200.000 pasajeros a diario. Una actuación que obligará a realizar un plan de apoyo para prestar alternativas a los ciudadanos que utilizan los servicios afectados.

La obra afectará a las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 del núcleo entre Atocha y Chamartín y, desde el 1 de julio, a la C1 y C10, entre Delicias y Atocha. En el periodo en el que los servicios del túnel se verán afectados se creará un nuevo servicio por la vía de contorno de O’Donnell desde Guadalajara a Chamartín, así como servicios extra por el túnel de Sol y un servicio especial de autobuses de la EMT entre Atocha, Recoletos y Nuevos Ministerios.

Esta infraestructura, que entró en funcionamiento en los años 60, presta servicio a trenes de Cercanías así como de media y larga distancia. Actualmente, es el tramo que más circulaciones soporta de toda la red ferroviaria española, con 3.297 circulaciones semanales (el 98% de las cuales corresponden a trenes de Cercanías).

En el periodo 2014-2018 se registraron 225 incidencias en el túnel de Recoletos, con una media de 28 trenes afectados y 316 minutos de retraso por suceso.

Además de en el túnel de Recoletos, durante los meses de verano también se realizarán otras obras en la red ferroviaria madrileña. En Chamartín se pondrá en marcha una nueva configuración a la cabecera sur para adaptarla a las importantes obras que se van a ejecutar en los próximos años en la estación y se realizarán trabajos preparatorios para la reforma del vestíbulo inferior de Cercanías. 

Del mismo modo, en Méndez Álvaro se llevarán a cabo trabajos, tanto en los andenes como en la plataforma, para la consolidación estructural de la estación. En Atocha Cercanías se renovará este verano parte de las escaleras mecánicas correspondientes al andén de las vías 1 y 2. Esta actuación, que supondrá una inversión de 11 millones de euros, tendrá continuidad durante dos años para renovar la totalidad de los equipos de elevación de esta estación.

Por último, en Príncipe Pío se está ejecutando un nuevo andén que dará servicio a las vías 4 y 6, permitiendo aumentar la capacidad de vías para servicios comerciales de la estación. 

Plan alternativo de transporte

Renfe Cercanías Madrid va a poner en marcha un plan alternativo de transporte para facilitar la movilidad de los viajeros, en coordinación con el Consorcio Regional de Transportes. Está previsto que la red de Cercanías recupere la normalidad una vez finalizadas las obras de Adif. Los trabajos de mejora supondrán el corte total del túnel de Recoletos y el cierre de esta estación, sin servicio de trenes entre Atocha y Chamartín.

Durante el tiempo que duren las obras, los trenes no circularán por el túnel de Recoletos, para lo que se ha previsto un servicio especial de la EMT con autobuses que realizarán el recorrido entre Atocha y Nuevos Ministerios, con parada en Recoletos, y retorno para hacer trasbordos de tren a autobús.

Por su parte, el corredor del Henares contará con un servicio especial de trenes en ambos sentidos todo el día desde Guadalajara a Chamartín por la vía de contorno de O’Donnell (que es la utilizada habitualmente por los servicios Civis) con paradas en Azuqueca, Meco, Alcalá Universidad, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando y Fuente de la Mora.

Contará con una frecuencia de 15 minutos en hora punta y semipunta y de 30 minutos el resto del día. Para los trenes de la C2 y C7 dirección Atocha, la frecuencia será de 20 minutos desde Guadalajara y de 10 minutos desde Alcalá de Henares.

Servicios al aeropuerto desde Chamartín

Los servicios a la T4 del aeropuerto de Madrid Barajas se realizarán desde y hasta Chamartín con la misma frecuencia actual (cuatro trenes a la hora) y con paradas en Fuente de la Mora y Valdebebas.

Del mismo modo, desde el 1 de junio los trenes del Pasillo Verde (C1, C7 y C10) tendrán como cabeceras de línea tanto Atocha como Chamartín, sin servicio por el túnel de Recoletos, con la frecuencia habitual. Desde el Noroeste, los viajeros de la C8 que vienen desde Cercedilla circularán sólo hasta Chamartín, con su frecuencia habitual.

A partir del 1 de julio y hasta el 31 de agosto, con el inicio de las obras en la estación exterior de Méndez Álvaro, los trenes del Pasillo Verde ya no llegarán hasta Atocha y sólo circularán hasta Delicias, donde se establecerá un Servicio Especial de autobuses de la EMT como alternativa para llegar y transbordar en Méndez Álvaro a Atocha con los trenes de la C5, línea que no estará afectada por las obras.

Complementariamente, también se dispondrá de un servicio alternativo de autobús entre las estaciones de Delicias y Atocha y Recoletos. Las obras no alterarán el servicio habitual de los trenes de la C3 y C4 que circulan por el túnel de Sol, que contará con un refuerzo especial de trenes en hora punta entre Villaverde Bajo y Chamartín, para acoger la previsión del incremento de demanda de viajeros en Atocha, Nuevos Ministerios y Chamartín, con parada en Sol.

Además, como consecuencia de las actuaciones en la infraestructura que Adif va a llevar a cabo en la estación de Chamartín, los servicios de Renfe de Media Distancia que conectan Madrid con el norte de España también se verán afectados. A partir del 1 de junio la estación de Príncipe Pío pasará a ser origen y destino, en lugar de Chamartín, para los servicios Madrid–Valladolid–Palencia/León y Madrid–Burgos-Vitoria/Irún, Madrid–Salamanca.