MásMóvil vuelve a ir a contracorriente del sector. En un primer trimestre del año en el que la mayoría de sus competidores han mantenido sus ingresos planos, la operadora ha logrado facturar 383 millones de euros, un 13% más. Si tomamos como referencia los ingresos por servicio, los que tienen que ver con el segmento residencial, esta mejora ha sido del 27% hasta los 336 millones de euros.

Noticias relacionadas

Estos datos impulsados por el aumento de clientes, tanto en móviles como en paquetes convergentes, han generado unos beneficios netos de 22 millones de euros, lo que mejora en un 168% los ocho millones que ganaron entre enero y marzo del año pasado. De esta manera, el ebitda cerró en 101 millones de euros (+45%) y el ebit en 45 millones (+30%).

Esta cifra incluye el impacto de cargos operativos no recurrentes de 3,7 millones, relativos a la migración de los diferentes contratos nacionales de roaming y gastos de integración; la amortización de la base de clientes derivada de adquisiciones y de la marca por siete millones de euros; 5,6 millones de cargos vinculados al plan de compensación al equipo directivo e intereses derivados del convertible de Providence por 3,8 millones de euros.

Siguen creciendo los clientes en todos los segmentos

En cuanto a los resultados comerciales, el grupo MásMóvil (MásMóvil, Yoigo, Pepephone, LlamaYa y Lebara) continúa manteniendo un fuerte crecimiento orgánico, cerrando el primer trimestre del año con 332.000 altas netas sumadas en el periodo entre las 192.000 de móvil postpago y las 140.000 de banda ancha fija. 

A cierre del primer trimestre, el grupo contaba con ocho millones de líneas, un 34% más que el año pasado, de los cuales, cerca de siete millones son de móvil (cinco millones pertenecen al segmento de postpago, un 20% más que el año pasado) y más de 1,1 millones de banda ancha fija, un 75% más que el año anterior. En un año, MásMóvil ha captado cerca de 500.000 líneas de banda ancha fija, el mayor crecimiento del sector.

El 73% de la base total de clientes de banda ancha, son de fibra óptica. Al cierre del trimestre, la operadora contaba con cerca de 17 millones de hogares comercializables con su oferta de fibra (6,4 millones con fibra propia, un 72% mas), un 55% de crecimiento respecto del mismo periodo del año pasado, incluyendo los acuerdos mayoristas con Orange y Telefónica. 

Estado de la deuda de la compañía

Después de los resultados de este primer trimestre, la compañía presidida por Meinrad Spenger ha mantenido sus previsiones para este año: un crecimiento de ingresos por servicios del 22% hasta alcanzar los 1.445 millones de euros, un ebitda recurrente de 450 millones, un 36% que el año anterior y 360 millones de euros en CAPEX, destinados al desarrollo de la red de fibra. 

En cuanto a su deuda, el trimestre pasado se cerró con 1.241 millones de euros -340 millones más que al cierre del año pasado- 1.107 millones excluyendo el convertible de Providence. Por su parte, el efectivo y otros activos líquidos llegó a los 35 millones de euros al cerrar el primer trimestre.