MásMóvil ha comunicado este martes a la CNMC una operación de venta y compra de un millón de hogares pasados con fibra óptica con la que espera ganar una plusvalía de 150 millones de euros. En primer lugar, la operadora ha anunciado que está en negociaciones avanzadas para vender 933.000 unidades inmobiliarias de fibra óptica por 217,5 millones de euros a un "inversor internacional de infraestructuras".

Noticias relacionadas

El cierre de dicha venta se esperaría que tuviera lugar a finales del mes de julio de 2019. Adicionalmente, MásMóvil tendría el derecho de vender otras 40.000 unidades derivadas de la densificación adicional de dicha red por un importe adicional de cerca de 7,5 millones de euros.

El acuerdo implica que MásMóvil mantiene la total propiedad de la base de clientes existente sobre la red en venta, siendo la venta "completamente neutra" para el cliente. "No es necesaria ninguna acción a realizar en el hogar del cliente", ha apuntado la operadora. MásMóvil tiene actualmente una penetración comercial en esta red de cerca de un 7%. Greenhill & Co. International LLP ha actuado como asesor financiero independiente en la transacción.

Acuerdo con Orange

Paralelamente, MásMóvil ha alcanzado un nuevo acuerdo con Orange para adquirir antes de final de año, y durante 35 años, un total de un millón de unidades inmobiliarias por un precio total de 70 millones. Este acuerdo complementa los acuerdos alcanzados entre ambas compañías desde el lanzamiento de la oferta de banda ancha del grupo en 2016.

Estamos hablando de que la red de fibra propia de la operadora se mantendría intacta tras estas dos transacciones con una plusvalía final cercana a los 150 millones de euros. Según ha indicado MásMóvil, la combinación de estas dos transacciones tienen un impacto neutral en el tamaño y escala de su red propia de fibra, que al cierre del primer trimestre superó los 6,4 millones de hogares pasados.

De esta manera, MásMóvil mantiene su objetivo de alcanzar los ocho millones de hogares a finales de 2019. Las transacciones son neutrales también para MásMóvil en términos de clientes, mientras que el área adquirida tiene una tendencia de captación de clientes ligeramente más positiva.

Según la operadora amarilla, las transacciones son también neutrales en el ebitda a medio plazo en base anual. La combinación de las transacciones genera 150 millones netos de liquidez, teniendo un impacto positivo en el flujo de caja de las operaciones en 2019. La valoración de 233 euros por unidad inmobiliaria implica un valor total de casi 1.500 millones por toda la red de fibra de MásMóvil.