Un hotel Meliá en Cuba.

Un hotel Meliá en Cuba.

Empresas

Meliá mantiene su apuesta por Cuba pese a las turbulencias que rodean al turismo en la isla

Meliá Hotels ha comunicado que la ley Helms-Burtonno representa “ninguna alteración sustancial” en su actividad en Cuba. 

El escenario de Meliá en Cuba se presenta incierto. La ley Helms-Burton, que permitirá a los ciudadanos estadounidenses reclamar los bienes confiscados durante la Revolución cubana, y las turbulencias que sacuden a los principales mercados emisores en la isla no parece que vayan a solucionar la caída de la facturación de la hotelera en la región. Aun así, seguirá hacia adelante con su actividad y su expansión en este mercado. 

Según ha comunicado Meliá, “opera legítimamente en Cuba” desde hace más de 30 años y aunque lamenta “la incertidumbre e inseguridad jurídica creada por el anuncio del levantamiento de la suspensión, continúa operando con plena normalidad”. Asimismo, esta normativa no representa “ninguna alteración sustancial” en su actividad en la isla. 

De esta forma, la hotelera seguirá adelante con su plan de expansión en Cuba, que contempla la apertura de 5 hoteles hasta 2020 -uno este año y cuatro para el próximo ejercicio- sumando un total de 1.889 habitaciones de cara a los dos próximos años.

Un plan que contrasta con la situación que está viviendo la empresa. Según se desprende del informe de resultados de 2018, la ocupación en la isla cayó un 3,6% hasta el 55,9% y la facturación un 25,9% hasta los 14.4 millones de euros. 

Además, las perspectivas para este año tampoco son halagüeñas. Para el primer trimestre del ejercicio, el de temporada alta en la región, Meliá contará con un hotel menos, el Sol Sirenas de Varadero, que permanecerá parcialmente cerrado por reformas. A ello cabe añadir que se espera un descenso en el número de turistas procedentes de varios mercados.

Caerán los procedentes de Canadá por los diversos problemas sufridos por Cubana de Aviación y el incremento de la demanda en algunos destinos del Caribe; habrá menos visitantes del Reino Unido debido a las incertidumbres que rodean al Brexit; también descenderán aquellos procedentes de Italia y los países nórdicos por el menor número de rutas aéreas; y los procedentes de Argentina por los problemas sufridos en el país. 

Respaldo del gobierno

El levantamiento de la suspensión del Título III de la Ley Helms Burton por parte de la Administración de Estados Unidos llega a pocos días de que se celebre una de las fechas más importantes para el sector de la isla, la feria de turismo FITCUBA 2019. Una cita a la que acudirán responsables de las hoteleras españolas y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. 

Precisamente el sector público ha sido uno de los que más ha apoyado a las hoteleras españolas en este asunto. La CEOE, por ejemplo, ha mantenido contactos a diferentes niveles con la Administración Trump y con el gobierno español para analizar el impacto de esta normativa y las vías que se abren para proteger las inversiones de las hoteleras españolas en la isla. Una acción que agradecen desde Meliá. 

Cerca de 50 de hoteles en todo el mundo 

Pero el Plan de Expansión de Meliá no solo se desarrollará en Cuba. A los cinco hoteles que pretende poner en marcha en la isla se añade la apertura de otros 43 entre este año y el siguiente (17 este año y 29 para el 2020). De los previstos para el presente ejercicio, la hotelera ha manifestado que ya se han abierto cuatro y se prevé abrir otros 13 en los próximos meses.  

Y es que la internacionalización es uno de los factores en los que más está trabajando la compañía ya que desde la empresa consideran que es "una palanca fundamental para nuestro crecimiento y un escudo fundamental para hacer frente a las crisis" y una excesiva dependencia del mercado español".

Quizá por eso no tiene previsto ampliar su presencia en España durante los próximos años. Y es que aquí el mercado está suficientemente cubierto. Muestra de ello es que Meliá cuenta con 72 hoteles en nuestro país, que suman un total de 13.740 habitaciones. Un portfolio que en 2018 ha contribuido positivamente a las cuentas de la hotelera ya que la ocupación en estos superó el 70% y el RevPAR se situó en los 70,5 euros, un 2,7% y un 6,3% respectivamente superior a los datos del año anterior. 

De esta forma, Meliá explica que su Plan de Expansión se centra en dos aspectos. Por una parte, prioriza "el crecimiento en los mercados y destinos consolidados" en los que la empresa tiene un amplio reconocimiento de marca; por la otra, crecer en "los mercados emergentes donde vemos un altísimo potencial de expansión y negocio en el futuro".