A principios de este año, los Tripulantes de Cabina (TCP) de Ryanair convocaron una huelga en protesta por la situación laboral de estos trabajadores, que eran de carácter temporal y se regían por la legislación irlandesa. Esa huelga se desconvocó pocas horas antes de su inicio ya que la aerolínea se comprometió a convertir en indefinidos los contratos temporales de 400 empleados. Han pasado cuatro meses y la situación se ha resuelto a medias.  

Noticias relacionadas

Los TCP de Ryanair en España han firmado sus contratos, pero la fecha de inscripción en la Seguridad Social no es la correcta y en ellos hay una serie de cláusulas que la aerolínea ha colado y que el sindicato SITCPLA considera que “no están traspuestas al ordenamiento jurídico español”, por lo que presentarán un recurso de alzada ante la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social. Estas son la ausencia de titularidad a la hora de hacer el reconocimiento médico y el despido inmediato, que no existe en la legislación española. 

Se trata de cláusulas que el Representante de SITCPLA, Antonio Escobar, ha catalogado de “estúpidas” y que “están traducidas”, pero no adecuadas a la legislación española. 

Desde el sindicato aconsejaron a los TCP de la aerolínea firmar el nuevo contrato, pero solo para que la plantilla no esté desamparada mientras se realizan los trámites pertinentes para cambiar estas cláusulas porque, como afirma Escobar, cuando se trata de cumplir con la ley, Ryanair siempre “arrastra los pies”. 

Adecuar la fecha

Según ha indicado Escobar a EL ESPAÑOL, lo único que falta para que todo esté correcto es modificar esas cláusulas y adecuar la fecha de alta en la Seguridad Social. El representante de SITCPLA ha explicado que la aerolínea inscribió a estos trabajadores 40 días después del 1 de febrero. Es decir, casi un mes y medio después de la fecha en la que deberían haberlo hecho para finalizar el proceso de transición. 

Para Escobar, Ryanair tiene que “espabilar mucho todavía” en su modo de hacer las gestiones a las que se han comprometido y critica que en nuestro país actúan lentamente “porque la legislación española les escuece mucho”. 

El representante sindical critica que el comportamiento de Ryanair en España (y en otras regiones) dista del que tiene con otros países, como Alemania. Según ha explicado a este diario, mientras en este último han llegado a un acuerdo de convenio, en nuestro país se retrasa y en Bélgica “se pelean por cosas tontas cuatro meses después de haber llegado a un acuerdo”.

Aun así, Escobar y los TCP de Ryanair esperan que esta situación se dinamice pronto y que se note que han firmado un acuerdo, que Ryanair deje de darles largas continuamente y que, por lo tanto, cumpla su palabra de forma correcta porque, como alerta, “la gente tiene sólo cierta paciencia”. 

Ryanair, preguntada por este periódico, no hizo declaración ninguna sobre este particular.