El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, durante la junta general de accionistas.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, durante la junta general de accionistas.

Empresas ENERGÍA

Naturgy obtiene un beneficio de 341 millones en el primer trimestre, casi un 7% más

La eléctrica presidida por Francisco Reynés ha invertido 301 millones de euros durante los tres primeros meses del año.

Naturgy insiste en que su plan estratégico se está implementando de forma "exitosa". La eléctrica que dirige Francisco Reynés ha obtenido un beneficio neto de 341 millones de euros durante el primer trimestre, un 6,7% más que el año anterior.

Por su parte, el beneficio neto ordinario aumentó un 16% hasta los 377 millones de euros, algo que Naturgy atribuye a la "mejora de la actividad y mejores amortizaciones". Así lo ha dado a conocer la compañía este martes, mediante sus resultados enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según ha dado a conocer la compañía, el comienzo de 2019 se ha caracterizado por el sólido avance en los negocios de infraestructuras y la estabilidad en Gas & Electricidad, a pesar de un escenario "más exigente" en comparación con el año pasado.

Durante este periodo, el Ebitda alcanzó los 1.119 millones de euros tras efectos no ordinarios. Excluyendo éstos, ha explicado Naturgy, el Ebitda ordinario aumentó un 6% hasta los 1.167 millones de euros, algo que se debe, dice la compañía, a la mejora en los negocios de infraestructuras y mejoras de eficiencias en todos los negocios.

Adaptado al "mix del futuro" en línea con su plan

Para el presidente ejecutivo de la compañía, el “grupo continúa con su proyecto industrial, invirtiendo en renovables y redes, lo que nos permite adaptarnos al mix energético del futuro y a la calidad de servicio que necesitan y demandan los clientes". Según explica Reynés, en Naturgy "seguimos cumpliendo con los compromisos que adoptamos hace un año en la remuneración de los accionistas, al tiempo que mantenemos los niveles de deuda estable".

Hasta marzo, las inversiones de Naturgy ascendieron a 301 millones de euros; unas inversiones centradas sobre todo en renovables e infraestructuras. Este esfuerzo inversor supone un avance en el proyecto industrial de la eléctrica, donde destacan los 138 MW de proyectos solares y eólicos puestos en operación en España en el primer trimestre y otros 777 MW que entrarán en operación a lo largo del año.

Con todo, la capacidad instalada en el país asciende ya a cerca de 1.320 MW, un 15% más. La compañía también ha invertido en el desarrollo de 180 MW de energía eólica en Australia y 324 MW de capacidad eólica y solar en Chile, que entrarán en operación antes del tercer trimestre de 2020 y del primer trimestre de 2021, respectivamente. 

Al 31 de marzo de 2019, la deuda neta ascendió a 15.003 millones, un 2% menos que el 31 de diciembre de 2018, gracias a un mayor foco en la generación de caja, tras haber destinado 560 millones para el pago del dividendo complementario del 2018 y un total de 135 millones para el programa de recompra de acciones propias durante el trimestre. 

"Naturgy sigue avanzando en la ejecución del Plan Estratégico, con un destacado progreso en las eficiencias y en la reducción del perfil de riesgo de Naturgy. Este avance se ha producido en parte gracias a la actualización tarifaria de algunos países en Latinoamérica y sin duda a la mejora progresiva en el perfil de riesgo de los negocios liberalizados”, apunta Reynés.