El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger.

El CEO de MásMóvil, Meinrad Spenger.

Empresas TELECOMUNICACIONES

MásMóvil, el tapado del acuerdo entre Vodafone y Orange para compartir redes

La operadora amarilla reducirá sus costes en despliegues de fibra, la base de su actual política comercial. 

Noticias relacionadas

Vodafone y Orange anunciaron este jueves un acuerdo para compartir redes fijas y móviles. Este nuevo pacto profundizará el que ya mantenía en 4G, ampliará el de fibra y sentará las bases de su futuro despliegue 5G en ciudades de menos de 175.000 habitantes. El pacto significará un ahorro del 40% en el coste de equipos de radio en el despliegue de 5G y, para Vodafone, 600 millones de euros en diez años en Capex y Opex. 

Pero los beneficios no solo serán para los dos firmantes. MásMóvil puede ser el gran beneficiado y sin haberse sentado siquiera a negociar. Las fuentes del sector consultadas por este periódico indican que estamos ante “un contrato muy bueno para el sector, pero en especial para MásMóvil”. Estas mismas fuentes indican a este periódico que este tipo de acuerdos no hacen más que reforzar la filosofía de la compañía.

Es decir, compartir costes y despliegues para poder destinar esta inversión a sus estrategias comerciales y poder ofrecer productos más competitivos en el mercado, una estrategia muy criticada por sus competidores que les piden más despliegues propios. Por ejemplo, en Vodafone creen que el hecho de no invertir en despliegues les da margen para tirar precios y rebajar el coste de sus productos.

6,1 millones con fibra

Con todo, en el sector se estima que si Vodafone participa en los despliegues compartidos de fibra esto supone una reducción de costes para MásMóvil, lo mismo que si usa una red mutualizada de fibra con bitstream. El nuevo acuerdo mayorista permitirá a Vodafone llevar sus ofertas de fibra y servicios convergentes a un millón de unidades inmobiliarias adicionales sobre la red de Orange. Asimismo, ambas compañías tendrán acceso a los futuros despliegues de las redes banda ancha fija ultrarrápida de la otra parte. 

Actualmente, el principal proveedor de red de MásMóvil es Orange, fruto del acuerdo firmado en 2017. Fue un pacto criticado duramente por Vodafone, que cifra este momento como el comienzo de una guerra por el bajo coste que -indican- ha derivado en una deflación de precios que ha restado valor al sector. Es por ello que sería paradójico que MásMóvil rebajase aún más los costes de red fruto de un acuerdo de la propio Vodafone con Orange.

Al cierre de diciembre de 2018 MásMóvil contabiliza 6,1 millones de unidades pasadas con fibra, una suma que no incluye todos sus acuerdos con otros operadores. El objetivo es aumentar en dos millones de hogares este 2019 y en un millón más en 2019, aunque siempre de la mano de este modelo compartido. Por su parte -y con red propia- Orange tiene 13,8 millones de hogares pasados con su fibra y Vodafone 10 millones. 

Los beneficios de compartir 5G

En el caso del móvil 5G, el principal punto del acuerdo, las fuentes del sector consultadas por este diario indican que también se producirán beneficios para el operador amarillo. Se mejorará la calidad de la red, la captura de tráfico en red de Orange bajará el coste del de MásMóvil y les dará acceso al 5G en mejores condiciones, tanto en grandes ciudades como en las zonas rurales.

El acuerdo entre los británicos y los franceses amplía el alcanzado entre ambas compañías en 2006 y renovado en 2016, extendiendo las anteriores áreas de compartición (localidades entre 1.000 y 25.000 habitantes) a ciudades de hasta 175.000 habitantes. El acuerdo alcanzará a 14.800 emplazamientos. 

Del mismo modo, ambas compañías mantener sus propias estrategias de red en las grandes ciudades, donde las eficiencias de la compartición son limitadas. Además, preservarán la utilización independiente del espectro de cada compañía, y cada una gestionará la optimización y calidad de su servicio de red de forma diferenciada, así como las funcionalidades de sus respectivas redes core. En el caso de MásMóvil esto significa que tiene todas las opciones abiertas para compartir redes en las grandes ciudades.

La posición de Telefónica

¿Y Telefónica? La operadora dominante se ha mostrado bastante escéptica con este acuerdo. El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, indicó este jueves en la presentación de nuevas iniciativas de la operadora -un par de horas después de conocerse el acuerdo de compartición entre Orange y Vodafone- que no se plantea actualmente estos acuerdos de redes móviles porque para la compañía es "menos atractivo" en términos financieros ya que sus activos están englobados en su filial Telxius.

Reconoció que estamos ante un importante ahorro para estructuras pasivas, una tendencia del mercado a nivel mundial, pero que no tienen en estos momentos interés en estos acuerdos. "En términos financieros puros puede ser menos atractivo para nosotros. En cualquier caso, seguiremos mirando siempre opciones en el mercado, aunque no sea algo que ahora mismo tengamos sobre la mesa", concluyó.