Los bancos siguen su ofensiva contra Pablo Iglesias y Podemos por insistir de forma reiterada que no paga impuestos. El último en subirse al barco ha sido el consejero delegado del Sabadell, Jaime Guardiola, quien ha insistido en que "paga muchísimos impuestos". 

Según ha explicado, al impuesto de sociedades hay que sumarle el IVA (que en una buena parte no puede repercutirse), impuestos de actividad y por depósitos, las tasas por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y del Fondo de Reestructuración, etc. Por eso cree que "bajo ningún concepto se puede decir que la banca no paga". 

Para Guardiola "la banca vende como objeto de vudú, pero la realidad es más sabia y demuestra que las entidades financieras son el sector económico que más impuestos paga". 

Palabras del CEO del Sabadell en la presentación de resultados del primer trimestre, en donde ha eludido pronunciarse sobre los resultados de las próximas elecciones. "Jornada de reflexión" ha sido la respuesta constante ante las preguntas de los periodistas. No obstante, ha recordado que la clave de todo Gobierno debe ser "estabilidad". 

Una estabilidad que no ha tenido la banca en torno a las hipotecas en los últimos meses. La polémica montada por el Supremo y el Gobierno en torno a quién debía pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD) pasó factura a las cuentas de los bancos.

Así se puede ver en los números del Banco Sabadell, en donde durante los tres primeros meses del año el número de simulaciones y operaciones hipotecarias cayeron un 10%. Aunque el grueso de la polémica fue a finales del mes de diciembre, los efectos se dejaron sentir -sobre todo- entre enero y febrero. 

Según ha explicado el CEO del Sabadell, en marzo la cosa comenzó a normalizarse y confían en que “a finales del primer semestre la producción acumulada sea similar a la del año pasado, y se pueda ver un aumento en el segundo semestre”. 

Dada la evolución de los tipos de interés, Guardiola cree que la mejor opción para sus clientes sería reconvertir las hipotecas a tipo fijo en hipotecas a tipo variable. "Nunca en la historia se van a ver los tipos fijos tan bajos", ha sentenciado

Los resultados 

El beneficio del Banco Sabadell se estanca en relación con el del año pasado. Logra ganar en el primer trimestre 258,3 millones, lo que supone una tímida caída del 0,4% si lo comparamos con el mismo período de 2018. Sin embargo, estas cuentas presentan un dato que para la entidad es muy positivo: la filial británica entra en beneficios y aporta siete millones de euros a las cuentas del grupo. 

Se trata de unos datos que para el Sabadell demuestran la vuelta al beneficio recurrente, al quedar atrás los problemas de la integración tecnológica del TSB (que le costaron más de 400 millones). Un proceso que fue complejo, que provocó problemas a muchos clientes que presentaron centenares de reclamaciones. Según explica el Sabadell todas ellas han sido atendidas ya, y la experiencia de clientes empieza a mejorar.

El CEO del Sabadell reconoce que ahora el objetivo es poner a trabajar a pleno rendimiento la maquinaria del banco británico. "Nuestro foco es poner TSB en niveles de rentabilidad, aunque este año va a ser relativamente neutral en la cuenta de resultados".