Alarma en Dia. Las ventas se han desplomado durante el primer trimestre. Han caído en términos de like for like un 4,3% hasta un rango de entre 1.615 y 1.715 millones, según el avance que ha enviado la cadena de supermercados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Una situación que provocará que se registren unas pérdidas que estarán entre los 140 y los 150 millones, frente a las pérdidas de 16,3 millones del año pasado. 

A esta situación se llega "por la incertidumbre" que genera el futuro de Dia, pendiente de que la OPA de LetterOne salga adelante. Al parecer, las condiciones de los proveedores "se han endurecido", lo que ha generado "roturas de stock" en las tiendas provocando que las ventas se hayan desplomado durante el primer trimestre del año. 

En términos de beneficio operativo (EBIT) se puede comprobar cómo caerá hasta los -125 millones de euros desde los -6,1 millones de 2018. Esto viene motivado por dos motivos: la evolución del negocio ordinario y distintos elementos extraordinarios que impactan en los resultados. 

Aumentan los costes en el 1T

En el caso del negocio dos tercios de la caída viene motivada por un descenso de las ventas, el impacto de algunas nuevas iniciativas (como la apuesta por el fresco y el aumento de la entrega de productos a las tiendas) que deben ayudar a mejorar el tráfico de clientes; por último, impacta también el aumento de costes que está registrando la compañía. 

¿Por qué suben los costes? Básicamente porque hay más coste laboral, fruto de la recompra de franquicias para convertirlas en tiendas propias en España y Brasil. Los mayores costes de arrendamiento fruto de los últimos acuerdos de sale-leaseback y los mayores gastos operativos. 

En cuanto a los extraordinarios que han impactado en el negocio, se encuentran los 39 millones de euros provisionados para el ERE sobre 1.600 trabajadores; también los 10 millones de euros que tendrá que pagar a los asesores que prepararon la ampliación de capital de 600 millones propuesta por el consejo. 

Aumenta la deuda 

La deuda financiera neta a 31 de marzo aumentó en 250 millones de euros hasta los 1.702 millones de euros. Todo esto hace que el patrimonio neto negativo empeore todavía más. Pasa a un rango de entre -170 ó -180 millones de euros frente a los -99 millones que tenía al cierre del año.

Estas cifras provienen de las estimaciones de los supermercados Dia, dado que está previsto que envíe al mercado sus resultados definitivos el próximo 14 de mayo.  

El comunicado remitido a la CNMV incide en que esta situación debería mejorar una vez que culmine con éxito la opa lanzada por LetterOne sobre la cadena de supermercados. Si Fridman logra hacerse con Dia, tiene comprometida una ampliación de 500 millones de euros que debería servir para restablecer la normalidad financiera de los supermercados. 

¿Triunfará la opa? Es lo que está por ver. Hasta el momento algunos de los minoritarios más representantivos han dicho que no van a vender sus acciones. Hablamos de los herederos de Carrefour, el portugués Amaral o la Asociación de Defensores de Dia. De hecho, algunos medios sostienen que LetterOne sólo habría conseguido el apoyo del 7% de los minoritarios. 

A la espera de conocer el próximo 30 de abril los resultados finales de la opa sobre Dia, la cadena ha comunicado también a la CNMV que ha conseguido ampliar las líneas de financiación hasta el 31 de mayo. A esa fecha tendría que estar cerrada la ampliación de capital de 500 millones comprometida por Fridman.