Telefónica está a un paso de cerrar la venta de buena parte de sus centros de datos, una operación que el mercado valora en unos 600 millones de euros. Estas mismas fuentes indican que el favorito para quedarse con el este paquete de activos es el fondo Asterion, que podría cerrar la compra en los próximos días.

Noticias relacionadas

La operadora española reconocía este miércoles que se encontraba "en un proceso avanzado de negociación para la venta de sus data centres que podría derivar en una o en varias transacciones", según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

No obstante, la operadora indicó que "hasta la fecha, no se ha alcanzado ningún acuerdo", con lo que responde a una serie de publicaciones en prensa de las últimas semanas en que se daba por cerrada la operación.

La venta de algunos de sus centros de datos forma parte de la política de la empresa "de gestión de cartera basada en una estrategia de valor y de posicionamiento estratégico", según indicó la teleco el pasado 8 de febrero en otra comunicación a la CNMV.

Los activos de centros de datos puestos a la venta por Telefónica suponen 25 instalaciones distribuidas principalmente entre Europa y Latinoamérica. La venta se enmarca dentro de la estrategia de la operadora de desprenderse de activos no estratégicos para reducir su deuda. 

A finales de enero, Telefónica anunció la venta a América Móvil de su participación en las filiales de Guatemala y El Salvador en una transacción valorada en 570 millones de euros y por la que la compañía española, que controla el 60% de su accionariado, ingresará 342 millones.

Por su parte, el 20 de febrero se anunció la venta de sus negocios en Costa Rica, Panamá y Nicaragua a Millicon por 1.450 millones de euros. Los resultados de 2018 reflejaron que la operadora española redujo su deuda hasta los 41.785 millones, 2.455 millones menos que hace un año y un 5,5% anual.