El Banco de España en una imagen de archivo.

El Banco de España en una imagen de archivo.

Empresas

Ofensiva del BdE contra la publicidad engañosa de los bancos: 160 notificaciones en tres meses

El regulador quiere acabar con los engaños de los bancos en su publicidad. Ha incrementado el número de inspecciones durante 2019. 

Noticias relacionadas

El Banco de España se ha fijado como objetivo acabar con la publicidad engañosa de las entidades financieras. Para ello ha intensificado en los últimos meses el control que efectúa sobre las campañas de los bancos. Muestra de ello es que en los primeros tres meses del año ha enviado 160 requerimientos para que cambien su publicidad. 

Se trata de comunicaciones formales en las que se da un plazo de dos días a los bancos para que modifiquen el anuncio o suspenda su difusión. Los 160 requerimientos enviados en lo que va de año contrastan con los 309 notificados durante todo el año pasado. 

El regulador explica que los motivos más habituales para enviar estas solicitudes a las entidades financieras giran en torno a la TAE (Tasa Anual Equivalente). Puede ser por discrepancias en su cálculo o por no aparecer en la publicidad de productos de financiación sin intereses pero que, en realidad, sí incluyen el cobro de comisiones. 

Los engaños publicitarios son una de las grandes obsesiones del gobernador Pablo Fernández de Cos, que ha reforzado los mecanismos del Banco de España para monitorizar la publicidad de productos y servicios en redes sociales y nuevos canales digitales de comunicación. 

En los próximos meses el BdE también va a someter a audiencia pública una nueva circular para adecuar la normativa a los cambios que se han ido produciendo en esta actividad desde el año 2010, fecha en la que entró en vigor la normativa actual. 

Las hipotecas

La ofensiva contra la publicidad engañosa es la última que lleva a cabo el regulador. Durante el año pasado las hipotecas se convirtieron en el eje central de las inspecciones sobre los bancos. Muestra de ello es que los seis expedientes sancionadores que abrió el año pasado fueron por esta materia.

Además, más de un tercio de las investigaciones abiertas a las entidades financieras corresponden a préstamos hipotecarios. Un ‘marcaje’ que le permitió detectar que la banca tiene todavía muchos puntos de mejora a la hora de ofrecer la información a sus clientes.