A LOS LEONES: Stephan DuCharme (LetterOne) y Manel y Pere Vicent Balfegó (Grup Balfegó)

A LOS LEONES: Stephan DuCharme (LetterOne) y Manel y Pere Vicent Balfegó (Grup Balfegó)

Empresas A LOS LEONES

A LOS LEONES: Stephan DuCharme (LetterOne) y Manel y Pere Vicent Balfegó (Grup Balfegó)

Stephan Ducharme (LetterOne) no consigue hacer atractiva la opa y pone a Dia en peligro

El tiempo se echa encima y Dia no tiene demasiado margen para seguir jugando. La cadena de supermercados se encuentra en una situación crítica, y, si LetterOne no consigue evitarlo, podría llegar a una situación de preconcurso de acreedores. Stephan DuCharme, máximo representante del vehículo inversor de Fridman, no consigue que la opa que ha lanzado el fondo sobre Dia sea lo suficientemente atractiva para los accionistas.

Así se deduce de los pocos apoyos que ha recabado hasta ahora, menos de un 5% de las acciones, lo que ha hecho que tenga que ampliar el plazo de aceptación hasta el próximo 30 de abril, en lugar de dejar la fecha límite, como era la idea inicial, en este martes 23. Según explicó el fondo del magnate ruso, se tomó esta decisión "para que los accionistas de Dia dispongan de más tiempo para tomar una decisión sobre la aceptación de la oferta tras la terminación de la Semana Santa, para así maximizar la aceptación".

No obstante, si la opa no sale adelante, el futuro se complica para la cadena de supermercados. De hecho, Fridman prometió una ampliación de 500 millones de euros pero, eso sí, si la oferta llegaba a buen puerto. Con un 29% de la compañía, LetterOne necesita que al menos la mitad del 71% restante le venda sus acciones.

Toda una carrera contrarreloj en la DuCharme tendrá que intentar salvar su operación si quiere que Dia tenga garantizado su reflote.

Los Balfegó se niega a despejar las sombras que rodean al mayor grupo atunero de España

Aunque no es conocido para el gran público, Balfegó es un imperio atunero que factura 50 millones de euros y da empleo a 250 personas. Todo un gigante que no pasa por sus mejores momentos dado que sus fundadores, Manel y Pere Vicent Balfegó se niegan a aclarar algunas sombras en torno a su negocio y las prácticas que realizan. Dudas que salpican su reputación y que han sido puestas de relieve por Crónica Global en los últimos días sin haber obtenido respuesta por parte de la pesquera. 

Existen dudas acerca de la 'sostenibilidad' y la 'responsabilidad' del grupo Balfegó. A finales de 2018 una partida de atún rojo del grupo fue retenida por las autoridades japonesas tras detectar un engorde ficticio de las piezas que podría alcanzar el 13%. A ello hay que sumarle también la coincidencia en fechas de la mayor operación policial contra la venta de atún pescado ilegalmente (exportado a Francia, Malta e Italia) y el incendio de la nave que la pesquera tiene en Ametlla de Mar, en Tarragona. 

El incendio de la nave se produjo tan sólo 24 horas después de que el juzgado número 3 de Picassent (Valencia) firmara la orden de registro y desmantelamiento de la red de venta ilegal de atún. Fueron muchas las empresas afectadas, todas ellas competidoras del grupo Balfegó, pero ninguno de los almacenes de este grupo fue visitado por la Policía. 

Por si fueran pocas las coincidencias desveladas por Crónica Global en torno a esta operación policial, mientras los agentes registraban las naves de la competencia, Balfegó grababa junto a Alberto Chicote un reportaje para el grupo Atresmedia sobre la pesca y venta de atún ilegal en nuestro país. Ellos eran los protagonistas, mientras sus competidores veían hundirse su reputación. 

A todo esto hay que sumarle las quejas de las distintas cofradías de pescadores. Se preguntan quién vigila a los gigantes como Balfegó a la hora de efectuar sus capturas en temporada de pesca. Consideran que los pequeños pescadores están más controlados que los grandes grupos, que desarrollan prácticas de dudosa legalidad que conlleva al engorde artificial de los animales. No sólo eso, tampoco hay control fehaciente de que estas empresas cumplan escrupulosamente con las cuotas asignadas de pesca por parte de la Unión Europea. 

Ninguna de estas cuestiones ha sido aclarada por el grupo, ya que sus fundadores se encontraban "de vacaciones de Semana Santa". Sería aconsejable que los responsables de Balfegó dieran la cara para explicar todos estos hechos que son, cuanto menos, sorprendentes. En juego está la reputación de uno de los mayores grupos pesqueros del país, con 250 empleados y más de 50 millones de euros de facturación. 

En virtud del cumplimiento de la LORD EL ESPAÑOL ha publicado un comunicado remitido hasta nuestra redacción por el grupo Balfegó en relación a esta noticia y que puede consultarse aquí

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

Mutua Madrileña, líder en seguros 'no vida' por ingresos de primas en el primer semestre

Siguiente