La sede de la Comisión Europea en Bruselas

La sede de la Comisión Europea en Bruselas Mauro Bottaro/CE

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

La Comisión Europea pone bajo la lupa la estructura fiscal de Google en Irlanda

OBSERVATORIO DIGITAL. Funcionarios de la Comisión Europea han mantenido conversaciones con autoridades irlandesas.

La Comisión Europea vigila con atención la estructura fiscal de Google en Irlanda. De hecho, funcionarios del órgano ejecutivo de la Unión Europea habrían mantenido conversaciones sobre la materia, a finales del año pasado.

Según revela Bloomberg, Bruselas ha puesto bajo la lupa la forma de operar del buscador que utiliza su actividad en Irlanda para reducir sus obligaciones fiscales. Se trata de una revisión "preliminar", según la agencia, y puede que no dirija hacia una investigación formal.

Paschal Donohoe, ministro de finanzas de Irlanda, dijo en declaraciones a The Irish Times que la sede europea de las grandes tecnológicas "tiene una muy buena relación con la Comisión Europea, y depende de ellos elegir qué tipo de investigaciones se necesitan en la Unión Europea".

Multa a Apple

En cualquier caso, no se trata de la primera investigación que la Unión Europea realiza ante la actividad de uno de los gigantes tecnológicos. En septiembre del año pasado, Apple tuvo que pagar 14.000 millones de impuestos atrasados en Irlanda.

La disputa se remonta a agosto de 2016, cuando la Comisión Europea dictaminó que Irlanda había concedido incentivos fiscales ilegales a la empresa dirigida por Tim Cook. El resultado es que Apple pagaba un tipo efectivo del impuesto de sociedades inferior al 1%. Bruselas ordenó a Dublín recuperar de inmediato esas ayudas públicas irregulares, que según sus cálculos ascendían entonces a 13.000 millones.

Actualmente, Google tiene en la capital irlandesa su central europea. Cuenta con 7.000 empleados y ganó 1.200 millones en 2017, por los que pagó 167 millones en impuesto de sociedades.