José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.

José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado de OHL.

Empresas

Termina el espejismo bursátil de OHL: cae más del 10% y vuelve a perder el euro por acción

EL DESASTRE DE OHL. Su cotización acumula un descenso del 20% desde los máximos alcanzados el 20 de marzo por los rumores de compra.

Noticias relacionadas

En OHL tenían muchas ilusiones depositadas en 2019. Dentro de la compañía había una sensación de que lo peor ya había pasado y que, los desastrosos resultados cosechados durante el pasado ejercicio, habían actuado como una purga de la que la constructora iba a salir fortalecida. A medida que avanza el año, todo parece apuntar a que la constructora está lejos de dejar atrás sus problemas.

Los inversores castigaron ayer al valor de la compañía que protagonizó una caída del 10,29%. Una jornada muy marcada por las dudas presentadas por su auditor, la consultora Deloitte, que han vuelto a hacer saltar las voces de alarma.

La acción ha perdido el euro por acción, cerró en 0,95 euros, y acumula una caída del 20% respecto a los máximos alcanzados el pasado 20 de marzo. Durante las semanas previas a esta fecha, una serie de informaciones apuntaron a supuestos intereses por hacerse primero con la compañía y después con la participación que aún tiene el Grupo Villar Mir en ella. 

Ante estas especulaciones el Grupo Villar Mir tuvo que realizar dos anuncios para negar que existiera oferta alguna en firme para hacerse con la empresa. Un primer desmentido de las informaciones que vino seguida de una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que explicaba que no tenía ninguna negociación en marcha.

Investigación de la Audiencia Nacional

El desmentido sobre la existencia de empresas dispuestas a realizar una oferta para hacerse con OHL provocó un parón en las subidas en bolsa de la constructora. Pocos días después, concretamente el pasado 28 de marzo, la Audiencia Nacional hizo público que investigaba el presunto pago de comisiones irregulares por parte de directivos de OHL a ayuntamientos y comunidades autónomas a cambio de adjudicaciones de obra pública. Una práctica con la que ya se había relacionado a la compañía durante el pasado.

El mes de abril tampoco ha traído alegrías para la constructora. Aleatica, antigua OHL Concesiones vendida al fondo IFM, ha decidido romper dos contratos con la compañía. Aleatica comunicó el pasado lunes su decisión de rescindir los contratos de construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco de México y de la vía Río Magdalena de Colombia. Contratos valorados en más de 400 millones. 

Según la compañía controlada por IFM se han "evidenciado y documentado graves incumplimientos por parte de OHL". Entre otras cuestiones, Aleática señala que OHL no habría utilizado 43 millones de euros que le adelantó de forma correcta en uno de los proyectos.

A todas estas situaciones se suman ahora las dudas de Deloitte. En su informe de auditoría advierte de que OHL podría afrontar eventuales dificultades para hacer frente a sus futuras obligaciones financieras. Según Deloitte, OHL podría entrar en problemas en el caso de que registrara "desviaciones" respecto a los objetivos fijados en el plan de negocio.

En este contexto, la próxima presentación de resultados trimestrales se presenta clave para conocer si la constructora está siendo capaz de captar cartera de trabajo y de ejecutar las obras ya en marcha. Unos indicadores que marcarán el devenir de la empresa en 2019.