La tribuna

Dos megabits por segundo: Vodafone lanza un órdago a la chica con sus datos móviles ilimitados

Los británicos rompen la baraja, pero así no hay quien juegue a las cartas.

Vodafone ha lanzado una oferta que transforma radicalmente el paradigma de las ofertas de telecomunicaciones en España. Sus tarifas estrella ofrecen, por primera vez en una de las tres grandes operadoras, gigas ilimitados en el móvil. Y, sin duda, fomentarán entre quienes las contraten un mayor uso de los datos móviles. Lo que acaban de leer es lo mejor que podemos decir de la nueva estructura de tarifas de la compañía británica.

Lo que ha hecho Vodafone no es nuevo. Si me dieran un euro por cada vez que se han anunciado tarifas ilimitadas en España tendría… dos euros. Lo puede comprobar nuestro lector por sí mismo. Sólo hay que confiar en la previsibilidad de los periodistas a la hora de redactar titulares y buscar “datos ilimitados” y “rompe el mercado” en Google. 

En abril de 2018, Yoigo lanzó una oferta convergente de este tipo por 99€. En marzo de 2015, la misma compañía lanzó una tarifa que se vendió como “ilimitada”, la Sinfin, y que bajaba la velocidad a los 20Gb. Muchas ofertas de operadores son ilimitadas porque te bajan también la velocidad. O2 te baja a 64kbps al terminar los 20Gb que te ofrecen. 

El problema es que Vodafone ha fijado sus rangos de precios no en función del volumen de gigas ofrecidos, sino en función de la velocidad que te ofrecen. Un modelo habitual en algunos mercados, por cierto. En Finlandia, Elisa te ofrece también precios con datos ilimitados que no se basan en cuántos euros pagas por giga sino en cuánta velocidad quieres. No es mala opción y es coherente con lo que han hecho hasta ahora las operadoras de telecomunicaciones. 

El problema es que si Elisa en Finlandia ofrece 50mbps por 27€/mes y 600mbps por 50€, Vodafone te ofrece 2mbps por 41€/mes y “máxima velocidad 4G+” por 50€. Dos megabits por segundo por 41€. Dos. Megabits. Por. Segundo. 41€.

Para que nos hagamos una idea, es la mitad de la velocidad media que ofrecen las redes ¡3G! en Argentina, según datos de Opensignal. También es una velocidad cincuenta veces menor a la que disfrutan hoy la media de los usuarios "normales" de Vodafone en España, según datos de la consultora.

Desde Vodafone insisten en un dato, y es que es la oferta para quien quiere despreocuparse de cuánto descargan, ya que con 2mbps tienen suficiente para realizar las tareas fundamentales para muchos usuarios. Y tienen razón. Se navega por Internet, se pueden ver vídeos y se pueden descargar aplicaciones. En los últimos dos casos, de forma aparatosa pero no terrorífica. Olvídate de llevar la señal del móvil a la tele y que tenga resolución, y prepárate para largos tiempos de espera para lo que estás acostumbrado si quieres hacer cualquier otra cosa.

Si quieres una tarifa plana con 10Mbps, siempre sólo móvil, puedes pagar 46€ en lugar de 41. Así tendrás la misma velocidad que utilizaba Movistar para imitar el ADSL con móvil a las zonas rurales en 2012. Si quieres tener datos ilimitados con la misma velocidad de la que disfrutan ahora mismo los clientes de la británica, los nuevos clientes deben pagar 50€. ¿Qué otras cosas puedes comprar en Vodafone por 50€? Vodafone Bit te ofrece en sólo móvil, con llamadas ilimitadas, 25Gb por 25€ a máxima velocidad. Una velocidad que puede estar en una media de 100Mbps pero que puede rozar picos hasta seis veces por encima.

Es verdad que Movistar tiene tendencia a subir los precios año tras año mediante su fórmula de “más por más”, que te enchufa más gigas o algún que otro gancho a cambio de incrementos anuales de 5€. Pero cuando eso sucede, siempre puedes ir a tarifas más económicas.

Con este cambio de paradigma, Vodafone no acepta marchas atrás. Se limita a ofrecer tarifas ilimitadas u otras con franquicias normales de 3 o 6 Gb. Son franquicias que están muy por debajo de lo que gastan los clientes más avezados, aunque suficientes para otros muchos. El consumo medio en España está ligeramente por debajo de los 3Gb, según datos de la CNMC. 

En las tarifas convergentes, la diferencia es aún más dura. Y difícil de justificar. Las tarifas One Mini y One Extra, con fibra simétrica de 100Mbps y datos que oscilan entre los 3Gb y los 6Gb, respectivamente, cuestan 47,99€ y 57,99€. Eso sin televisión de ningún tipo. Vodafone Bit, en su modalidad convergente, también te da fibra simétrica de esa velocidad y una franquicia de datos de 25Gb.

La gran brecha

Alguien me tiene que explicar, en todo caso, la diferencia más dura de todas, la que existe en las tarifas convergentes de 600Mbps y 1Gbps. Si los datos ilimitados en las versiones “sólo móvil” se mueven en un rango de 9 euros, de 41€ a 50€, en las versiones convergentes el rango oscila entre los 69,99€ y los 99,99€, en la versión de 600Mbps, y alcanza los 109,99€ en de 1Gbps.

Es una diferencia de 30-40 euros que sólo se marca por una diferencia de rango que en la versión móvil sólo es de 9 euros.  

Para colmo, si no te gusta el cambio de paradigma, prefieres una tarifa como Vodafone Bit, y te gustaría tener también televisión, malas noticias: no puedes tenerla. Aunque Vodafone ha lanzado varios paquetes de televisión muy modulares y bastante atractivos para fans de las series y el cine, son exclusivos para quienes quieran o franquicias de datos muy pequeñas o paquetes de dato

Desde la compañía insisten en que los usuarios valoran más la tranquilidad de no ver cómo se agotan sus datos móviles que la velocidad. Con esto están diciendo algo que es extremadamente interesante y que puede ser peligroso para un sector que ha vivido, tradicionalmente, de valorar positivamente las subidas de velocidad. ¿Y si habitualmente se están ofreciendo a los clientes muchas cosas que no necesitan?

Vodafone insiste mucho en que la tarifa de 2Mbps, aunque es razonablemente válida para vídeo, sirve a muchos clientes. De la misma manera, es razonable suponer, como había hecho la compañía hasta ahora, que esos mismos clientes poco intensivos no necesitan datos ilimitados. Ni pagar 41 euros. 

Será el mercado el que diga si han acertado o no. También es cierto que la compañía lleva mucho tiempo viviendo sobre descuentos del 30% o del 50% sobre los precios. No son el mismo tipo de clientes el que disfruta de la negociación constante y el amago de fuga y quienes sólo buscan estar tranquilos con un buen precio y un buen servicio.

También es cierto que el cambio es tan radical que Vodafone tiene una solución muy fácil si sus actuales velocidades no son valoradas los clientes. Subirlas. Mi apuesta personal es que el modelo de 2-10-4G+ está condenado a desaparecer y que antes de fin de año veremos algo que se parezca más a 10-20-4G+.

Por otro lado, ¿qué podría hacer Vodafone para animar a los clientes que no estén muy convencidos con este modelo de tarifas y que prefieren precios estables y televisión? Una opción es añadir los módulos de televisión a Vodafone Bit. En el mercado aún no existe una tarifa sencilla de bajo precio y estable con muchos gigas y una buena oferta modular de TV. Sería una forma de diferenciarse.

Y al lector, ¿qué le parece esta propuesta? Se agradecerán sus comentarios en la propia historia o a través de @uriondo.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Imagen de supermercados Dia.

Dia confía en el plan de Fridman para mejorar la situación de sus tiendas

Siguiente