No hay dos sin tres. Globalvía ha reconocido que mantiene conversaciones con Alsa para entrar en la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril. Javier Pérez, consejero delegado de Globalvía, ha explicado el interés de su empresa por tener una presencia activa en el nuevo mercado que arrancará en diciembre de 2020. 

Noticias relacionadas

La compañía ha reconocido que aún tiene en fase de estudio este proyecto y que, antes de tomar una decisión definitiva, quieren tener el conocimiento suficiente de todo el marco en el que se va a dar esta liberalización. Alsa, por su parte, al ser cuestionada por este diario no ha querido ni confirmar, ni desmentir esta información.

La entrada en este sector exige importantes inversiones y su retorno no va a ser inmediato. Además, en el momento en el que los operadores ferroviarios pidan participar en una serie de surcos determinados, proceso que se pondrá en marcha este verano, en el caso de no poner en marcha el servicio, serán penalizados.

Tras el anuncio de Acciona y los inversores de Air Nostrum de su acuerdo para lanzar un operador ferroviario, los rumores sobre la posibilidad de que se configurara otro consorcio estaban disparados. El anuncio de Globalvía confirma que hay más de un grupo de empresas estudiando a fondo la posibilidad de comenzar a competir con Renfe.

Desde el sector ferroviario siempre se ha señalado que ser uno de los primeros operadores va a tener mucho peso. Del mismo modo, la importante inversión necesaria, al menos 500 millones de euros en el caso de que se quiera competir en toda la red ferroviaria, hace que la apuesta tenga un componente de riesgo muy importante.

La experiencia italiana indica que en su proceso de liberalización el mercado realizó un uso mucho más intensivo de las infraestructuras y creó pasajeros para el ferrocarril que antes optaban por otros modos de transporte. En el caso de la liberalización española se espera un efecto similar con una diferencia: nuestra red es más grande y tiene más corredores interesantes que la italiana.

Interés de operadores extranjeros

En estos momentos tres operadores ferroviarios han mostrado su interés en entrar en España: el operador público francés, SNCF, el operador público italiano, Trenitalia y el operador privado italiano, Italo, han participado en conversaciones con el grupo conformado por Acciona y los inversores de Air Nostrum.

Aunque todo parece indicar que la francesa será la pieza que terminará por encajar en el consorcio encabezado por la compañía presidida por Jose Manuel Entrecanales, en una visita a España, su directiva Rachel Picard, reconoció contactos con otras empresas.

Sea cual sea la empresa que termine encajar en el grupo de Acciona, el resto de operadores van a seguir teniendo interés por entrar en el mercado español y crear el que sería tercer operador ferroviario. Tras el anuncio de Globalvía, parece que la posibilidad de que el mercado ferroviario español cuente con tres jugadores gana muchos enteros.