El parón de entregas del 737 MAX ya afecta a Boeing.

El parón de entregas del 737 MAX ya afecta a Boeing.

Empresas

Los pedidos de Boeing caen a la mitad en el primer trimestre de 2019 por la crisis del 737 MAX

Esta aeronave recibe 29 encargos, frente a los 122 conseguidos durante el mismo periodo de 2018, el 76% menos.

Boeing ya nota los efectos comerciales de los accidentes del 737 MAX. Los pedidos de la estadounidense han caído un 50% durante los tres primeros meses del año. Frente a las 180 pedidos recibidos en el primer trimestre de 2018, en el mismo periodo de este año los pedidos se han estancado en 91 unidades.

La caída de pedidos ha sido fuertemente golpeada por el 737 MAX. Los encargos de este modelo han caído el 76% en el primer cuarto de año. Frente a las 122 unidades demandadas durante los primeros tres meses de 2018, el modelo que ha sufrido dos accidentes mortales en cinco meses ha conseguido 29 pedidos.

Los accidentes sufridos por los 737 MAX de Lion Air y Ethiopian Airlines, el último de ellos el pasado 10 de marzo, han provocado que durante el tercer mes de 2019 ninguna aerolínea haya realizado un pedido de este modelo de avión.

Otros modelos de Boeing han tenido un mejor comportamiento durante este trimestre. En el caso del 787, su modelo estrella de largo radio, ha conseguido 38 pedidos frente a los 32 obtenidos un año antes. Del mismo modo, los 777 acumularon 20 encargos frente a los cinco del mismo periodo de 2018.

En lo que tiene que ver con los 767, Boeing ha pasado de siete pedidos en 2018 a cuatro en el ejercicio actual. Por último, el modelo 747 no ha recibido ningún pedido frente a los 14 conseguidos en 2018.

Caída de un 20% en las entregas

La compañía también ha hecho público hoy que las entregas del primer trimestre de 2019 han caído un 20% en comparación con el mismo periodo de 2018. Unos datos en los que la decisión de parar las entregas del 737 MAX anunciada el pasado 15 de marzo han pesado mucho.

Durante los tres primeros meses de 2019, Boeing ha entregado 149 unidades de aviones frente a las 184 del ejercicio anterior. En esta caída ha tenido un peso muy importante el 737 MAX. Frente a las 132 unidades entregadas de este modelo a las aerolíneas en 2018, durante este año Boeing solo ha entregado 89 unidades.

En lo que respecta al resto de modelos del fabricante, la familia 787 ha tenido 36 entregas, dos más que las 34 obtenidas durante el mismo periodo del año anterior.

Otro modelo que ha obtenido descensos es el 777 que hasta marzo ha tenido 10 entregas frente a los 12. El 767 es el modelo que mejor comportamiento comparativo ha tenido al pasar de cuatro en 2018 a 12 en 2019. Por último, el 747 ha tenido los mismos dos pedidos que en 2018.